Da Silva no habló hoy con el grupo

86

El equipo de Peñarol volvió a los entrenamientos, justo apenas unas horas del fatídico partido de vuelta por la Copa Sudamericana. El ánimo en el plantel aurinegro no era el mejor tras la eliminación ante los paraguayos.

Todavía no ha habido charla del  director técnico Jorge Da Silva con sus pupilos luego de la tempranera eliminación del equipo de la Copa Sudamericana.

El plantel completo volvió ayer a los entrenamientos en Los Aromos, pero el grupo de trabajo se dividió en dos grupos más pequeños: primero los que cumplían con un trabajo regenerativo luego del importante partido jugado hace unas horas y segundo los que hacían una hora completa de puro fútbol frente a Atenas de San Carlos, por lo que Da Silva ha decidido suspender la conversación con sus jugadores para el día de hoy.

El ambiente era totalmente extraño el día de hoy en el complejo de Peñarol, el ambiente general estaba bastante incómodo. Algo así como si la amargura por la eliminación del martes en el Campeón del Siglo se hubiera adueñado de todos. Hoy no hubo risas en el entrenamiento y las palabras entre los jugadores fueron escasas.

Algunos jugadores hacían el movimiento regenerativo en silencio y otros nada más intentaban concentrarse en el partido de fútbol que llevaban a cabo frente al equipo dirigido por Adolfo Barán. El equipo compuesto por Frascarelli, Rodales, Petryk, Quintana, Rodríguez, Nández, Freitas, Novick, Boselli, Urruti y Rossi ganó 2 goles a cero a su rival.

El gerente de fútbol Juan Ahuntchain, había dicho que el día miércoles no atendió para nada el teléfono y que prácticamente no salió de su dormitorio en todo el día. Morena dejó sus bromas a un lado y le costaba mucho sacar la mirada del piso. Hasta Novick y Cardozo, quienes venían haciendo largas recuperaciones por su parte, solo veían el entrenamiento a un costado del terreno de juego. Casi como si ellos también hubieran fracasado en algo.

Este día de entrenamiento ha sido muy difícil para los jugadores y parte del cuerpo técnico, la derrota en la Copa Sudamericana ha pegado fuerte en el mundo carbonero.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *