Entretenimiento

Danny Boyle se disculpó con Ewan McGregor

El director hizo un mea culpa con el actor, luego de la pelea que los distanció por más de 20 años

Ningún mal dura 100 años. En 1996, Danny Boyle y Ewan McGregor tomaron a Hollywood por los cuernos con “Trainspotting”, una fascinante y durísima cinta sobre un grupo de amigos adictos a la heroína en Escocia.

No había un mejor par colaborativo. El director había trabajado con McGregor, su actor fetiche, en tres de sus películas, cuando el desastre ocurrió… un desastre mucho más rubio y popular.

Danny Boyle decidió elegir a Leonardo DiCaprio, el actor del momento después del éxito de “Titanic”, para “La Playa”, su cuarta película. El problema fue que, aparentemente, le había dicho a Ewan que el rol principal sería suyo, para luego quitárselo y entregárselo a DiCaprio.

Y lo peor de la situación es el que el actor de “Mouling Rouge” ni siquiera se enteró de esto por el director, sino por un miembro de la producción. El asunto desató su furia y decepción, rompiendo la gran amistad que tenían.

El par no volvió a trabajar juntos, ni a hablarse, hasta 2017, cuando estrenaron la esperada secuela de “Trainspotting”.

Con el pasar de los años, el enfado se fue disipando. Es más, en el 2008, 8 años después de la riña, Ewan dio un discurso sobre el director, que estaba en la cumbre por el éxito de su cinta “Quisiera ser millonario”.

“Ewan me introdujo en una especie de entrega de premios durante las promociones de las películas en la carrera hacia los Oscar”, explicó. “Accedió a hacerlo y me dedicó un discurso precioso; mientras yo estaba llorando en el backstage…. Así que sí, le estoy muy agradecido”, admitió, tiempo después, Boyle.

El emotivo discurso daba muestras de que ambos no podría pasar tanto tiempo enojados: “Me sentí seguro en sus manos. Sentía su valentía. Hacer una película sobre drogadictos en Edimburgo no fue nada fácil… Te amo y te extraño”.

La reconciliación

Tuvieron que pasar 9 años para que el par finalmente se amistara. Ambos accedieron a filmar la segunda parte de “Trainpotting”, asegurando que ya no había problemas entre ellos. Y si bien en la gira promocional de la película ambos hablaron abiertamente de la pelea, es ahora cuando finalmente aclararon todas las dudas al respecto.

“Creo que lo llevé muy mal (decirle a Ewan que no iba a escogerlo para la película) … me he disculpado con él y me siento avergonzado… no me gusta el modo en el que lo sobrellevé”, declaró el ganador del Oscar. “Ewan lo manejó muy elegantemente, fue muy cortés… Es la definición de elegancia”.

Por su parte, McGregor también aceptó responsabilidad en la situación.

“Tengo remordimiento de que la pelea haya durado tanto; y es una lástima que no hayamos trabajado juntos durante todos estos años por una película en particular… Verdaderamente no importaba la película, era más por nuestra amistad”, aceptó.

“Estuve en sus tres primeras películas ‘Tumba abierta’, ‘Trainspotting’, y ‘Una historia diferente’… fue extraordinario; y después no me llamó para la cuarta. Me quedé atónito, no lo entendía; y no hablamos durante mucho tiempo. Fue una lástima” recuerda el protagonista. de “Lo Imposible”

El hijo pródigo finalmente regresó a casa, esperemos que no se vuelva a ir nunca y que nos siga premiando con bellos largometrajes en el futuro.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Close