DDHH de refugiados en México fueron incluidos en la Constitución

222

México. – Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) celebró que se incluyera la protección de los derechos humanos de los refugiados en la Constitución de la de la Ciudad de México.

La agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Refugiados no solo vio con buenos ojos los cambios hechos en la Constitución de México hacia los refugiados, sino que además, en el artículo 25, se promovió la inclusión como una política implementada.  Esto significa que los derechos de los refugiados serán reconocidos por parte de las autoridades y los habitantes de la Ciudad de México, así como parte de la nación.

Mark Manly, vocero del ACNUR en México, expresó que “la capital de México ha sido solidaria con las personas que fueron forzadas a huir de su país a causa de guerras, violencia o persecuciones, y para ellos ha contado con espacios solidarios, y por tradición el país también lo ha sido”.

El reconocimiento a los derechos humanos de los refugiados por parte de las autoridades y los connacionales de la Ciudad de México es un ejemplo de contribución con el Gobierno y los refugiados. “El objetivo es ayudarlos a encontrar soluciones a su situación como refugiados, a través de un espacio global, donde enfrenten menos dificultades para su protección, reconocimiento y respeto”, explicó Manly.

En ese sentido, ACNUR brinda su apoyo al Gobierno de la Ciudad de México, al poder legislativo y judicial y a las organizaciones de la sociedad civil, a fin de involucrar a todos en el espíritu de la Constitución de la Ciudad de México, y traducir esa solidaridad y cooperación en programas y acciones que preparen a los refugiados en el proceso de integración dentro de la Ciudad de México, así como en el país.

En cuanto a las cifras, en los últimos años, medios locales e internacionales informaron que se han incrementado las estadísticas en el número de personas que llegaron a México en calidad de refugiados. En 2016 fue de 8,781 personas, las cuales solicitaron la condición de refugiado, y ese incremento fue de 1067% en comparación con el número de solicitudes recibidas en 2011.

Entre las personas que más solicitaron refugio, destacaron personas de Honduras, El Salvador y Guatemala, quienes se han visto y ven en la obligación de huir de su país como consecuencia de la violencia y la persecución.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *