DDHH solicitó garantizar derechos de personas intersexuales

113

En México, la Comisión de Derechos Humanos de Distrito Federal instó a las autoridades capitalinas a promover una cultura de respeto hacia las personas que presentan condiciones de intersexualidad, con el fin de defender y proteger sus derechos.

A propósito del Día de la Solidaridad Intersexual, a conmemorar el próximo martes, el organismo expuso que la comunidad intersexual enfrenta problemas de rechazo y desigualdad por el desconocimiento social sobre esta condición genética, pues en repetidas ocasiones es confundida con la orientación o preferencia sexual.

Esta situación ha provocado que diversas personas sean sometidas involuntariamente desde su nacimiento a los llamados procedimientos de normalización de la apariencia genital y el cuerpo ambiguo, lo que en algunos casos termina o dificulta su capacidad reproductiva sin tomar en consideración su derecho a decidir.

Se ha dado a conocer que la intersexualidad no es una patología a corregir y que  la modificación de la anatomía representa una violación a los derechos humanos, toda vez que los modelos de atención y procedimientos utilizados responden a perspectivas exclusivamente médicas en ocasiones carentes de un enfoque de derechos humanos.

Del mismo modo, se expresó en un comunicado  que las intervenciones no ponderan el interés superior de niñas, niños y adolescentes.

Lo anteriormente expuesto se refleja en fuertes afectaciones al ejercicio de los derechos de las personas con condiciones de intersexualidad, pues son víctimas de hechos discriminatorios.

El comentado Día de la Solidaridad Intersexual fue instituido el 8 de noviembre por el nacimiento de Herculine Barbin en Saint-Jean-d´Angély, Francia, en 1838, considerado el primer caso público documentado de una persona intersexual.

Con respecto a una definición más clara de la intersexualidad, se entiende como aquellas personas que han nacido con órganos ambiguos y con conjuntos de cromosomas que no implican ser masculino ni femenino. 1 de cada 150 es pseudohermafrodita. 1 de cada 2.500 es hermafrodita.

Diversas organizaciones LGBT exigen que sean las mismas personas con la condición sexual quienes decidan si quieren modificar sus cuerpos.

Por esta razón se ha conocido que la CIDH se encuentra trabajando de manera ardua, para que sean respetados estos derechos específicamente en la comunidad mexicana.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *