Delfines entrenados podrían salvar a las marsopas

114

Algunos delfines que han sido entrenador por la Marina de Estados Unidos podrían salvar a las marsopas que actualmente se encuentran en peligro de extinción.

Se ha conocido que durante más de medio siglo, los delfines han ayudado a la Marina de Estados Unidos a encontrar minas o enemigos bajo el agua. Ahora, y por primera vez, ayudarán en un intento de salvar la marsopa, un compañero en peligro de los mamíferos marinos del mundo.

Comprobado a través de estudios, la marsopa más pequeña del mundo, denominada la Vaquita, vive sola en el extremo más alto del Golfo de California, en México. Su población fue diezmada por las redes de los pescadores que pescan totoaba, un pez cuya vejiga natatoria se vende entre 18 mil y 25 mil dólares en Hong Kong y posiblemente aún más en China continental, donde se considera como aperitivo y medicamento.

Un apetito por las vejigas tottoaba ha llevado a la Vaquita al borde de la extinción. A finales de 2015 quedaron alrededor de 60. El gobierno mexicano impuso una prohibición de redes en la región, pero la pesca continúa ilegalmente.

Según los expertos, una de las posibles soluciones sería trasladar a los animales, pero los rescatistas primero tendrían que encontrar a las evasivas criaturas.

Este programa fue lanzado en 1961 para entrenar delfines y buscar anfibios bombarderos en Vietnam. Más tarde, los delfines también fueron entrenados con éxito para buscar minas submarinas.

A la Marina de EE.UU. se le ocurrió que si los delfines pueden ser entrenados para distinguir un cuerpo humano bajo el agua, tal vez podrían ser entrenados para encontrar una marsopa.

Fue entonces cuando el comité pro Vaquita lanzó la idea al gobierno mexicano y a la Marina Mexicana y pidió oficialmente a la Marina de Estados Unidos que trajera a los delfines para ayudar a localizar a las vaquitas.

Es importante mencionar que los delfines serán desplegados en la primavera como parte de un esfuerzo mayor para encontrar las marsopas y trasladarlas a una bahía segura en otras partes del golfo.

Gracias a la denominada eco-localización (un sonido natural) los delfines pueden localizar a una persona o a un objeto a cientos de metros de distancia, dijo Jim Fallin, el portavoz del Programa de Mamíferos Marinos de la Marina de Estados Unidos, y pueden ser entrenados de manera similar a los perros. Si el entrenamiento se convierte en un juego con golosinas como premios, participarán algunos delfines.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *