Demanda de consumo en España cayó por primera vez en cuatro años

74

La situación económica de España no es del todo alentadora. El consumo en España tampoco pasa por su mejor momento. Se trata entonces de una realidad en la que, con una inflación de más del 3% en julio, ahora las nuevas cifras dan cuenta de que los precios ya se dispararon un 3,9%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

«En este principio de año se ha producido una desaceleración importante en la demanda», señala Pedro J. Domínguez, experto de la consultora Nielsen. Las ventas en volumen hasta junio cayeron un 0,9%, mientras que en el mismo periodo del año anterior habían subido un 1,8%. La facturación sí se mantiene, crece un 3% tanto en esta primera mitad del año como en el mismo periodo de 2017. Que, a menores ventas, sigan creciendo los ingresos se justifica por la subida de los precios. El año pasado la evolución de los mismos en gran consumo fue del 1,2%; este año es del 3,9%, reseñó el diario El Mundo.

La incertidumbre comercial en el país ante el rumbo que tomen las políticas económicas del presidente Pedro Sánchez ha generado una expectativa que se ha traducido en un aumento de precios. Todo se da en un contexto de inflación creciente, aunque todavía baja, pero con señales de mantener una tendencia alcista.

Lea también: En Rosario encontraron verduras contaminadas

Efectos sobre el consumo en España

«Es la primera vez que vemos este cambio de tendencia en la demanda. Durante la crisis se restringió el consumo, cuando comenzó la recuperación llegó la alegría y ahora el volumen se estabiliza, en parte porque no hay un crecimiento de la población que pueda justificar un aumento de la demanda», explica el experto, para quien «sin duda, los precios están influyendo en esta desaceleración»: nos disuaden a la hora de gastar.

Sin embargo, el Gobierno atraviesa una compleja crisis de déficit fiscal y flujo de caja cerrado que lo obliga a aumentar la recaudación tributaria. Esta política incide en el nivel de la inflación, o como se conoce en España, el índice de precios al consumidor (IPC).

El servicio de estudios de BBVA ya vaticinaba a principios de año una ralentización del consumo de los hogares tanto este año como en 2019. BBVA Research apreciaba una desaceleración hasta el entorno del 2% entre este ejercicio y el que viene.




One thought on “Demanda de consumo en España cayó por primera vez en cuatro años

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *