Denuncia de abuso recayó sobre Roberto Pettinato

279

El movimiento Mira como nos ponemos, sigue siendo portador de nuevas escandalosas denuncias sobre acoso, esta vez le tocó al conductor Roberto Pettinato.

Fue precisamente una excompañera de trabajo, la periodista Fernanda Iglesias quien decidió romper el silencio, develando una situación vivida durante el año 2009.

La conductora detalló que en el aquel entonces ambos debieron cruzarse debido a un proyecto laboral, específicamente en la conducción de Un mundo perfecto, programa nocturno transmitido en América.

Eran muy pocas las denuncias de personalidades

Al parecer, Iglesias se ha sentido acompañada por el movimiento que encabezan las Actrices Argentinas #MeToo que se inició en los Estados Unidos, pero que se ha diseminado por el mundo entero, destapando los abusos más escandalosos, cometidos por figuras públicas, quienes han estado protegidos, ante el miedo de sus víctimas.

La denuncia formalizada por la actriz de Patito Feo Thelma Fardín, puso a sonar las alarmas en contra a Juan Darthés, el hecho es que la confesión de la chica sirvió para que otras tantas víctimas tomaran valor y salieran al frente a acusar a los aberrados.

En el caso de Fernanda Iglesias, quien también atravesó el infierno del acoso, el empoderamiento femenino y el acompañamiento de amigas, le dieron la fuerza necesaria para encarar al abusador.

Fue de esta forma que confesó haber sido víctima de abuso a manos de Roberto Pettinato.  

Reveló que él actuaba con impunidad

Comenzó su relato diciendo: “Un día, yo entré a un camarín, donde estaba él, que me llamó para hablar, porque vos tenés buena onda con él, es simpático, hace chistes. Lo admirás, en un punto, y decís, ‘está todo bien’. Y me pasó que él, una vez en un camarín, se masturbó adelante mío. Un poco fuerte, ¿no? A él eso le parecía normal”.

La confesión fue realizada por Fernanda Iglesias en medio del programa conducido por José María Listorti y Denise Dumas, “Hay que ver”, tras sus declaraciones en el ciclo el repudio contra el accionar de Pattinato se hizo inmediato.

Iglesias refirió que a ver lo ocurrido le fue muy difícil reaccionar: “No hice nada, me quedé paralizada, me reí nerviosamente, como sucede en estos casos, que vos no sabés qué hacer, y me fui. Lo peor de todo es que no lo puteé, lo tenía bastante naturalizado. Recién ahora caigo de que eso no estaba bien”.

Como si fuese poco, la conductora reflejó que Pettinato gozaba de impunidad y podía cometer tales acciones con desfachatez y con la mayor normalidad. “Después de eso, él estaba como si nada. Totalmente impune… Eso lo hacía con todas, no solo conmigo. No se me ocurrió denunciarlo en ningún momento”, aseguró la periodista.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *