Denunciaron que Gobierno mexicano ignora caso Ayotzinapa

142

Los padres y demás familiares de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos desde el 26 de septiembre de 2014, en Iguala estado de Guerrero, denunciaron ante los medios de comunicación que las autoridades mexicanas se ausentaron del caso Ayotzinapa, pues ya han pasado más de tres años y aún no han recibido una repuesta concreta de qué paso con sus hijos ni mucho menos cómo va la investigación.

Aseguraron que detrás del caso hay “presiones”, debido a que no se explican como hasta la fecha nadie sabe, ni vio nada. Advirtieron que no abandonarán la protesta y la exigencia al Gobierno mexicano para que retomen con seriedad las averiguaciones. 

Ayer, un centenar de personas, entre ellos los padres, volvieron a tomar las calles de Cuidad de México para hacerse sentir y a recordarle a todos los aspirantes a la Presidencia de la República que urge un cambio de estrategia, que conlleve a una resolución concreta del caso. 

Bajo la consigna: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, los asistentes recorrieron varias calles del D.F para culminar, sin novedad, en el Hemiciclo a Benito Juárez.

Uno de los padres explicó que una comisión viajará a Bogotá, Colombia, donde se dará inicio al período de sesiones número 167 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a fin de denunciar todo lo sucedido hasta ahora con el caso.

Dijo no explicarse por qué este se ha estancado si ellos (el Gobierno) tiene los nombres, apellidos, caras y demás de los militares y policías federales que estuvieron en el lugar de los hechos.

Además, se sabe que una señora que maneja la radio en Huitzuco (Guerrero) tenía en su poder uno de los teléfonos de los muchachos y otra mujer supuestamente poseía nueve teléfonos. “¿Por qué no hay ninguna orden de aprehensión o de investigación contra esas personas?”, se preguntó.

Por su parte, el abogado de las de las familias ante la Procuraduría General de la República, (PGR), Alfredo Bernal, recordó que la PGR solo les ha informado que se han analizado un total de cinco mil lineas telefónicas y aún no saben que pasó con los 10 números de los únicos estudiantes que al momento de la desaparición tenían consigo su celular.

A su juicio para lo único que ha servido la investigación ha sido para encontrar otras fosas comunes permitiendo así que otras familias recuperen los restos de sus seres queridos.