domingo, octubre 24, 2021
InicioDeportesDerrota y mucho para pensar en la semana

Derrota y mucho para pensar en la semana

Nuñez.- En una extraña noche de otoño, con un clima agradable y con una cancha llena de luces artificiales que salían desde el los teléfonos celulares por una fuerte iniciativa del club para poder brindar un espectáculo de primer nivel, y mostrarle al mundo que acá también sabemos dar shows de alto vuelo, y que lo de la semana pasada solo fue un error dentro de la realidad. Con todo ese clima en la previa se enfrentaban River, que desde el año 2006 no accedía a esta instancia de cuartos de final, mucho tiempo para un equipo grande, y  Cruzeiro, un equipo que perdió todas sus figuras pero con un plantel más que convincente. Por algo llegó hasta esta instancia tras haber eliminado al San Pablo.

Los primeros minutos del partido comenzaron accidentados para el equipo millonario, porque en solo 5 minutos el equipo visitante tuvo 3 ocasiones de gol claras para dar lo que hubiese sido un cimbronazo más que importante. Un tiro libre que dejo mal parada a la defensa, un pifia de Barovero y un rebote que pasó cerca del arco fueron los sustos que se llevó Gallardo.

Luego de la fatídica apertura del partido, el encuentro entró en una meseta de impresiciones,  juego trabado en el medio campo, y pelotas que volaban por alrededor del terreno, pero de a poco River comenzó a crecer con las apariciones de Kraneviter, escondido entre los centrales, y un Mammana que se animaba ir al ataque logrando grandes combinaciones con Sánchez y Teo, fueron llevando al equipo hacia adelante.

 A los 16 minutos, llego la primera jugada de “peligro” para el “millonario”.  De a poco el equipo Brasilero se fue resguardando en su propio campo para tratar de dañar en la contra a su rival que a medida que iban pasando los minutos llegaba hacia las a proximidades de su arco pero no lograba engranar para lastimar. Cerca de los 30 minutos, Mena pierde una pelota contra Mora, de una primera parte muy inquieto, que habilita a Teo para que este defina desviado. El primer tiempo se sirvió de un equipo resguardado que solo ataco en los primeros minutos, y el local, lleno de imprecisiones a la hora de dar los pases finales.   

El segundo tiempo tampoco fue distinto, porque en los primeros 10 minutos el conjunto azul tuvo dos oportunidades claras de gol para abrir el marcador. River comenzó a mejorar su imagen con el paso de los minutos,  pero no lograba hacer pie en el ataque y lastimar a su rival, tanta fue la bronca de Gallardo que a los 58’ ST  hizo dos cambios: afuera Martínez, que jugó sin esa chispa que tenía en Huracán, y Ponzio, sobraba un 5 en el campo y prefirió  la sangre joven, por Pisculichi y Mayada, dos jugadores que aportarían velocidad y juego para tratar de romper la defensa del rival. A los pocos minutos, Mora salió por un dolor en su pierna izquierda y entró Cavenaghi,  que en apenas un puñado de minutos metió una asistencia de lujo para Teo, muy perdido en el campo, y un remate al arco con algo de peligro.

Pero nada de eso sirvió, no había juego por parte del local, tenía la pelota pero no explotaba las bandas, siempre faltando 5 para el peso, dudas en el fondo, y un Cruzeiro que cuando se animaba, generaba peligro, y así lo fue. Después de una serie de rebotes , y un mal despeje de Mammana, Marquinhos ,a los  81’ ST, encontró el balón solo frente al arco y la mandó a guardar.   

¿Fue una sorpresa? Puede decirse que sí, pero tampoco River hizo mucho para decir que fue una derrota injusta, porque no hizo mucho para llevarse la victoria. El empate hubiese sido el moño ideal para este encuentro donde un equipo visitante, como Cruzeiro, vino hacer su negocio que era no perder el partido. Si se quiere avanzar en la copa, el “millonario” deberá replantear su actuación esta noche, y empezar atacar con seriedad y ser más creativo con el balón, porque no todos los partidos son como el de Boca, donde se juega más con garra que con la mente.

La vuelta es la semana que viene, el miércoles por la noche en  Belo Horizonte, donde Cruzeiro tratará de defender con uñas y dientes el gol de visitante que hizo en el “Monumental”, mientras que River va por la nada o todo.

 

El gol de Marquinhos para que Cruzeiro se lleve la victoria.

https://www.youtube.com/watch?v=kU0KJZboB54

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments