Detuvieron a exministro de Hacienda de Brasil

81

Brasil.- El exministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, fue detenido hoy como parte de las investigaciones de la operación “Lava Jato”.

Mantega estuvo liderando el ministerio de Hacienda desde el año 2006 hasta el 2014, es decir, que fue elegido para el mismo durante el mandato de Lula da Silva y continuó con el de Dilma Rousseff. Hoy se suma al listado de personas que están siendo investigadas para obtener más información sobre los distintos casos de corrupción que giran en torno a la empresa pretolera “Petrobras”. Esta no es la primera vez que es detenido, en mayo fue arrestado para investigar su presunta participación en la compra de decisiones administrativas para favorecer a determinadas empresas.

guido2-segundoenfoque

El operativo de detención se llevó a cabo en el hospital Albert Einstein de São Paulo, en donde el Mantega estaba acompañando a su esposa para una operación. Según informaron algunos testigos y el abogado del exministro, los efectivos policiales entraron en la sala de operaciones y le tomaron por sorpresa.

Quienes investigan el caso sospechan que Mantega trabajó directamente en actos ilícitos de financiación del Partido Trabajador, en donde Lula y Rousseff militaban. Son varios las pruebas que indican que el año 2012 el funcionario solicitó  al empresario Eike Batista unos cinco millones de reales, que equivalen aproximadamente a millones de euros, para realizar un pago a la campaña de manera ilegal.

Brazil's former Finance Minister Guido Mantega (L) is escorted by federal police officers as he arrives at the Federal Police headquarters in Sao Paulo, Brazil, September 22, 2016. REUTERS/Nacho Doce

Mantega en el momento de su detención

“Los valores tendrían como destino a personas ya investigadas en la operación y que actuaban en el marketing y la propaganda de campañas políticas del mismo partido”, indicaron las autoridades policiales.

Bajo este orden de investigaciones, también fueron detenidos a principios de este año, João Santana y Mônica Moura, quienes participaron en la parte de manejo publicitario de las campañas realizadas ese año. Hoy se negocia directamente con ellos para que revelen más información con respecto a este caso y se puedan efectuar más arrestos.

Desde que Rousseff y Lula se alejaron del mapa político de Brasil, y del poder, han sido vinculados más de 20 de los funcionarios públicos que trabajaron en sus Gobiernos; destapando así una cantidad inesperada de presuntos casos de corrupción que nadie esperaba fueran descubiertos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *