Internacionales

Detuvieron en España al líder de una red mundial de “ciberatracadores”

El hacker fue detenido en Alicante, al sureste de España

Entes policiales españoles detuvieron al cerebro de una de las mayores redes de ciberatracadores de bancos en todo el mundo.

Se trata de un ciudadano ucraniano que llegó a infectar los sistemas de más de un centenar de entidades y vaciar de forma remota sus cajeros, de los cuales obtuvo 1.000 millones de dólares en un año.

Denis K. cuenta con una licenciatura superior en Informática, tiene unos 35 años y posee una residencia en Alicante.

Es considerado por los investigadores que seguían su pista como un “genio informático”.

Luego de tres arduos años de investigaciones, la Unidad Central de Ciberdelincuencia de España, logró arrestar al hacker.

La fiscalía especial de Criminalidad Informática y Europol, el FBI e Interpol también ayudaron.

           

Lograron también desmantelar su organización, con la que consiguió más de 1.000 millones de dólares en solo un año desvalijando “en remoto” entidades bancarias.

Dicha cantidad equivale a unos 810.000 millones de euros.

Según dijo este lunes el ministro español de Interior, Juan Ignacio Zoido, la organización empleaba fundamentalmente dos métodos para atracar de forma “online” a las entidades.

Por un lado, realizaba un envío de correos masivos a los bancos con un fichero adjunto que contenía un programa informático que infectaba los ordenadores.

Esto para abrir la puerta a los sistemas críticos del banco a los ciberdelincuentes. 

Mecanismo de hackeo y atraco

Denis K. era el cerebro creador del virus que extendían él y otros tres miembros, también rusos y ucranianos.

Una vez tomado el control de los sistemas informáticos de las entidades e inutilizados los cajeros, la red disponía de personas para recoger en bolsas los billetes.

Sin embargo,  también lograban desvalijar las cajas de los bancos al modificar saldos de otras cuentas.

También hacían transferencias que terminaban retirando en efectivo.

Desde que comenzó a operar en 2013, este grupo de delincuentes logró acceder a prácticamente todos los bancos de Rusia.

Los beneficios obtenidos con cada ataque, que superaban el millón y medio de dólares de media, eran convertidos inmediatamente en criptomonedas.

El objetivo era facilitar su movimiento en una red internacional de blanqueo de capitales. 

Marketing Digital Experience

Leandro Campos

Joven redactor. Actor, productor y escritor de teatro.

Artículos relacionados

Te puede interesar

Close
Close