Internacionales

Día del Árbol: ¿Por qué se conmemora el 29 de agosto en Argentina?

Estanislao Zeballos fue quien impulsó la iniciativa en el país

Cada  29 a agosto se celebra en Argentina el Día del Árbol, fecha establecida por iniciativa del doctor Estanislao Zeballos desde el Consejo Nacional de Educación.

No fue absolutamente novedoso: Suecia fue el primer país del mundo en instituir el Día del Árbol, en 1840. Argentina se sumó seis décadas más tarde.

El objetivo del Día del Árbol es concientizar a las personas sobre la necesidad de proteger las superficies arboladas y plantar árboles.

Asimismo, con el correr de los años, se agregaron otras metas, como frenar los efectos del cambio climático y la tala indiscriminada.

Estanislao Zeballos, político nacido en Rosario en 1854, fue quien impulsó este día. Escritor, periodista y académico, fue además presidente de la Sociedad Rural en dos ocasiones.

En Argentina, la realidad indica que el principal impulsor de la actividad forestal fue Domingo Faustino Sarmiento. El doctor ofreció un discurso en el que subrayó:

“El cultivo de los árboles conviene a un país pastoril como el nuestro, porque no solo la arboricultura se une perfectamente a la ganadería.  Sino debe considerarse un complemento indispensable: La Pampa es como nuestra República, tela rasa. Es la tela en la que ha de bordarse una nación. Es necesario escribir sobre ella ¡Árboles! ¡Planten árboles!”.

Vea también: En Bolívia se celebró el día del árbol con un mensaje acerca de la conservación ambiental

El Día del Árbol se ignoró durante un tiempo

Transcurrieron posteriormente varias décadas en las cuales el Día del Árbol se consideró secundario, o directamente se lo ignoró. Talas indiscriminadas, urbanizaciones sin mayor previsión de espacios verdes, industrias de distinta índole y actividades de diferente orden arrasaron con bosques enteros.

Nadie advirtió la gravedad de la situación hasta que la naturaleza se hizo sentir.

Cuando comenzaron a percibirse los dramas derivados de la desertificación, cuando sorprendió el ritmo del calentamiento global; cuando se midió la impureza del aire que respiramos, allí se comprendió la seriedad del asunto.

Sancionada en 2007, en Argentina existe la Ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, también conocida como “Ley de Bosques”.

Sin embargo, la problemática en torno a la deforestación permanece y aumenta día a día. De acuerdo con Greenpeace, durante 2017 la mitad de los desmontes que se realizaron en el Norte de Argentina fueron ilegales.

Lo que muchas personas no saben es que estas  plantas son necesarias para la supervivencia del ser humano. Sus beneficios son incontables. Entre estos se encuentran  la producción de oxígeno y conservación del agua.

 

Marketing Digital Experience

Andreina Ochoa

Venezolana. Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad Central de Venezuela UCV. Locutora/ Bilingue.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close