Salud

Cada 2 de abril se conmemora el Día internacional de la concientización del autismo

Científicos continúan investigando posibles curas para el autismo

El autismo se conoce como un trastorno que sufre 1 de cada 160 niños, según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud.

El 2 de abril, se celebra a nivel Mundial el Día Internacional de la concientización sobre el autismo.

Los científicos han pasado años estudiando cuáles son los factores genéticos y ambientales que causan el autismo.

Asimismo, científicos estadounidenses descifraron  la piedra Rosetta genética del trastorno, identificando una serie de mutaciones genéticas en una proteína neuronal que pueden producir epilepsia infantil o trastornos del espectro autista (TEA), en función a si la mutación aumenta o debilita la función de la proteína.

En 2016 se identificaron 100 regiones del cerebro desconocidas, encargadas de la percepción sensorial, la atención y otras funciones como el lenguaje.

A mediados de 2017, se conoció como las personas con autismo son más consistentes en cuanto a la evaluación de las opciones de productos, por lo que están más protegidos en cuanto a los trucos de ventas utilizados actualmente.

Previo al nacimiento

A través de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences,  se informó que los niños con autismo nacen con demasiadas neuronas que luego pierden a medida que se desarrollan.

La Universidad Chapell Hill de Carolina del Norte, reveló  con resonancia magnética que pueden saber si se está desarrollando autismo en niños con hermanos mayores que tienen el mismo trastorno, ya que estos son más propensos a desarrollar dicha anomalía. 

El estudio logró un  80% de exactitud en la predicción del autismo en niños menores de dos años.

El TEA y su conexión con el Intestino.

A través de de la revista Cell, se explicó que el autismo se vinculó con microbios en el intestino. Con base en estos nuevos descubrimientos se dio un vuelco en la búsqueda de tratamientos, centrado en mejorar la microbiota intestinal a través de trasplantes microbianos fecales. 

Los beneficios  se percibió en un 80% a largo plazo en la mejora de síntomas gastrointestinales asociados al autismo y un 25% en cuanto a comportamientos sociales y prácticas de sueño.

Tratamientos

No existen tratamientos aun más que las terapias para prevenir la discapacidad intelectual  y el Autismo, pese de los grandes esfuerzos que se siguen realizando para encontrar cura a estos trastornos y mejorar así la calidad de vida de quienes lo padecen.

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Nebraska,  realizaron pruebas en un  ratón modificado genéticamente, descubriendo así  que un gen Arid1b mutado daña las neuronas GABA, el neurotransmisor “deprimido”, que conduce a un desequilibrio de la comunicación en el cerebro, vinculándose  con la ansiedad o trastornos del estado de ánimo.

Avances tecnológicos para un mejor futuro.

Según el nivel de desarrollo del autismo podrá tener el paciente mejor desenvolvimiento social. Es aquí donde entran los asistentes tecnológicos, como el prototipo diseñado por google, que no son  más que gafas de realidad aumentada que funcionan como entrenador de destrezas sociales.

En el 2016 científicos de la Universidad de Luxemburgo, mostraron un robot social, adecuado para ser ayudantes de terapeutas y entrenadores en  labores.

Este robot ayudó a los niños con el vocabulario y ejercicios de rehabilitación, permitiendo ser usado con niños autista o personas de tercera edad.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Te puede interesar

Close
Close