Difundieron nuevas y reveladoras imágenes de Marilyn Monroe

292

Nuevas fotografías de la actriz Marilyn Monroe rodando la mítica escena del liviano vestido blanco volvieron a ver la luz después de más de 60 años escondidas. 

Las imágenes de la escena en la cual a Monroe el viento le levanta el vestido blanco, de la película de 1955 “The Seven Year Itch” (La comezón del séptimo año), han vuelto después de haber sido escondidas por 60 años, según lo informó el New York Times.

Las fotos fueron tomadas del film de Jules Schulback, un ciudadano de origen alemán radicado en Nueva York aficionado a captar imágenes de la vida diaria de su familia, y que se acercó el 15 de septiembre de 1954 al lugar en el que se grabó la famosa secuencia, una de las más populares en la historia del cine.

Shulback, había escuchado que Monroe iba a estar en el barrio neoyorquino de Upper East, para grabar escenas de “La comenzó del séptimo año”, agarró su cámara Bolex de 16 milímetros y se dirigió a la zona, donde se habían acercado un gran número de curiosos para observar a la famosa intérprete en acción.

En el material del videoaficionado se puede ver a Marilyn Monroe esperando que comience la grabación, sonriendo sobre la rejilla de ventilación del metro con el sensual vestido blanco, un bolso del mismo color en una mano y un pañuelo de rayas blanco y rojo en la otra.

Imagen relacionada

El film de Schulback ofrece una diferente perspectiva de la memorable y sensual escena, de la que sin embargo sólo se usaron poco segundos, pero se desconoce si fue por petición de Monroe, casada en aquel entonces con el beisbolista Joe DiMaggio, o por decisión del director de la cinta, Billy Wilder.

Asimismo, esos escasos segundos que se utilizaron se puede ver que el rodaje de “La comezón del séptimo año” tuvo lugar en los estudios de la productora Fox, y se especula que la presencia de Monroe en las calles de New York tenía el único objetivo de promocionar la cinta.

Con los años, la película del alemán quedó enterrada bajo decenas de carretes que se iban aglomerando con las imágenes de sus hijas y de su esposa, y fue descubierta por su nieta, Bonnie Siegler, cuando estaba ayudando a su abuelo a mudarse de apartamento en 2004.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *