Dijeron adiós al modelo “low cost” siendo España líder mundial

101

España volvió a marcar un récord y en esta oportunidad  lo ha hecho con muchas dificultades añadidas de por medio. 

Todo esto ha sido en el sector del turismo, registrando un total de 82 millones de visitantes en 2017, según los datos avanzados este miércoles por Mariano Rajoy en Roma.

Esto lo ha conseguido a pesar del azote de la crisis en Cataluña y la tensa polémica de la turismofobia. Con todo, estas cifras dejan clara una cuestión: el desafío de convertirse en líder mundial del turismo es posible, pero necesita una hoja de ruta para conseguirlo… y no a cualquier precio.

Todo esto ha sido el tema en Cataluña y la tensa polémica de la turismofobia. Con todo, estas cifras dejan clara una cuestión: el desafío de convertirse en líder mundial del turismo es posible, pero necesita una hoja de ruta para conseguirlo… y no a cualquier precio.

Fue un evento que contó con  la presencia de Zurab Pololikashvili, secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Hilario Alfaro, presidente de Madrid Foro Empresarial, y José Morales, director territorial Madrid y Noroeste de Ibercaja Banco, además de directivos de cerca de 20 compañías del sector turístico español como El Corte Inglés, Meliá, Paradores e Iberia. Todo ello moderado por Alberto Artero, director general de El Confidencial.

Todo lo mencionado en el foro

Un importante foro en el que Pololikashvili ha mostrado su apoyo a nuestro país y se ha ofrecido como mediador entre la empresa pública y la privada del sector: “Madrid es capital mundial del turismo y España un gran ejemplo para cualquier país que quiera saber cómo puede desarrollar esta industria”.

A medida que pasan los días cada vez más gobiernos ponen el turismo entre las prioridades de sus agendas, pero el cambio radical que ha experimentado la industria en los últimos años deja un panorama incierto en la actualidad. ¿Cuáles son las claves de futuro del sector turístico en España? Esa es la pregunta a lo que todos han intentado dar respuesta.

En este sentido, la última edición del Índice de Competitividad en Viajes y Turismo que elabora el Foro Económico Mundial dejó de manifiesto el liderazgo de España en el sector turístico, que encabezó la clasificación de los países más competitivos, por delante de Francia y Alemania.

El objetivo principal de todo esto, es avanzar en dos direcciones: por una parte,  hacer negocio en países como China o India para aumentar la facturación de las compañías españolas; por otro, aprovechar la presencia en esos mercados para potenciar la marca del turismo en España y seducir a los ciudadanos para que, cuando decidan viajar a otro país, elijan el nuestro.