viernes, octubre 22, 2021
InicioInternacionalesDilma y Lula no van a la apertura de los Olímpicos

Dilma y Lula no van a la apertura de los Olímpicos

La presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, quien fuese suspendida de sus funciones mediante un juicio de destitución, así como su antecesor Luiz Lula da Silva, han rechazado la invitación para asistir a la apertura de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

La información la ha hecho pública las oficinas de prensa de ambos presidentes, que dejan «sin padres» la inauguración de los Juegos Olímpicos, al menos de acuerdo a una interpretación de Rousseff referente a la «maternidad» y «paternidad» de la gran cita deportiva mundial en Río de Janeiro.

«Siento que soy madre de estas Olimpíadas», ha declarado Rousseff en una entrevista donde ha apuntado que Lula, su padrino político e impulsor de la candidatura de Río «es la figura paterna» de los Juegos. Los dos han sido invitados por el Comité Olímpico Internacional (COI) a ser partícipes de la apertura del evento el próximo 5 de agosto en el estadio Maracaná, a la que el presidente interino, Michel Temer, va a asistir para representar al Gobierno de Brasil.

Temer sustituye a Rousseff desde el pasado 12 de mayo, momento en que se ha instaurado el juicio político que la ha cesado de sus funciones, y está enemistado con la presidenta procesada y con Lula, que le imputan haber orquestado «un golpe» y una «ruptura democrática». Algunas fuentes del Partido de los Trabajadores, donde Rousseff y Lula son militantes, han explicado que la decisión de los dos de no estar en la inauguración de los Juegos Olímpicos se debe a que «no hay clima político».

La propia Rousseff lo había adelantado previamente en una entrevista que había concedido el fin de semana, donde dijo que no iba a participar en ese evento «en una posición secundaria», en alusión a que el Gobierno va a ser representado por Temer.

En sus declaraciones, Rousseff ha insistido en que la celebración de los Olímpicos de Río «fue resultado de un gran trabajo» de Lula y en que «todos los preparativos» estuvieron bajo su gobierno. Rousseff ha ratificado su postura con un mensaje en las redes sociales, «He participado desde el comienzo para traer los Juegos Olímpicos a Brasil. No participaré como espectadora de un acto del cual he sido protagonista», aclaró.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments