miércoles, septiembre 22, 2021
InicioSaludDonación de órganos salva vidas

Donación de órganos salva vidas

Panamá-. La donación de órganos puede salvar la vida de miles de personas y es necesario aclarar que en muchos países de América Latina aún no existe la cultura del trasplante, ni las instituciones suficientes para promocionar este tipo de acciones en materia de salud; razón por la cual, la falta de donantes hace que la lista de espera sea cada vez más larga.

Es así, como la espera  puede hacerse incansable pero tardía, para recibir un donante compatible. Muchas personas esperan durante  años para  poder recibir un  trasplante, tiempo en el que tienen que  hacerse un sinnúmero de exámenes médicos,  tanto a los  pacientes que requieren del nuevo órgano, como a los donantes vivos o fallecidos.

Una vez que un paciente es trasplantado, debe continuar un tratamiento específico y riguroso, pero cuando hay desabastecimiento de fármacos la situación se complica. Es el caso de Anaika Araúz, una niña de 4 años de edad que reside en Panamá y que luego haber recibido un trasplante de riñón, sus familiares manifiestan que adquirir los medicamentos, es muy costoso.

En el mismo orden,  a la Asociación de Pacientes con Insuficiencia Renal Crónica del país centroamericano, les preocupa que el Gobierno no pueda garantizar los medicamentos que necesitan. En Panamá mueren  aproximadamente 30 personas al año esperando un trasplante, mientras que hay otro grupo que es excluido de la lista por presentar diversas enfermedades.

Día del trasplante

En algunos países de Centroamérica se celebra el 9 de julio el día del trasplante, tal es el caso de Paraguay, nación que conmemora como fecha de su primer trasplante cardiaco el año 2006.

Según declaraciones de la doctora Idalina Stanley, Jefa del Departamento de Nefrología Adultos del Hospital de Clínicas y de la Fundación Renal del Paraguay,  donar un órgano para salvar una vida es un acto de gran valentía y bondad que un ser humano vivo puede hacer por otra persona. “Más valor tiene aún, cuando bajo circunstancias de muerte encefálica una persona que haya señalado en vida la voluntad de ser donante -y con el consentimiento de los familiares-,  pueda llegar a cambiarle las condiciones de salud a otras, es mucho más generoso”.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments