Donald Trump acusó a China de intervenir en las elecciones

96

El presidente de Estados Unidos Donald Trump añadió una nueva acusación a China. La denuncia tiene que ver con que el país asiático quiere supuestamente interferir en las elecciones legislativas al atacar a granjeros y trabajadores estadounidenses en la guerra comercial entre las economías del mundo.

Asimismo, las acusaciones de injerencia electoral se sumaron a una nueva perspectiva tras el anuncio de que Estados Unidos impondrá nuevos aranceles a las importaciones desde China por 200 mil millones de dólares, a los que Beijing se manifestó con 60 mil millones de dólares anuales en “represalia”.

No obstante, Trump, en un momento en que el partido Republicano teme perder asientos en las legislativas de noviembre, cree que China está llevando las retaliaciones a la arena política. Los mandatarios de ambas naciones están en medio de una guerra comercial que podría emplear armas mucho más dañinas que los aranceles.

Vea también: Presupuesto 2019: Gobierno dio proyecciones por debajo los números del FMI

Donald Trump afirmó tomará medidas contra China


Este tema adquirió un aspecto aún más sensible después de las denuncias contra Rusia
quien presuntamente interfirió en las elecciones que llevaron a la sorpresiva elección del multimillonario en 2016. El mandatario estadounidense escribió en Twitter: “China ha declarado abiertamente que están tratando activamente de impactar y de cambiar nuestras elecciones atacando a nuestros agricultores y trabajadores industriales por su lealtad a mí”.

Además agregó: “China ha estado aprovechándose de Estados Unidos en materia comercial durante muchos años. Ellos también saben que yo soy quien sabe cómo detener esto”.

En medio de la escalada de aranceles, Donald Trump lanzó una última advertencia. Dijo: “Va a haber una retaliación inmensa y rápida contra China si nuestros agricultores, rancheros y/o trabajadores industriales son golpeados”.

La anterior salva de impuestos que impuso China golpeó de lleno a la producción agropecuaria de Estados Unidos, con aranceles para la carne de cerdo y la soja, procedentes en estados como Illinois, Kansas y Minnesota, que están en juego en las legislativas de noviembre.

Cabe destacar, que según las últimas encuestas hechas por NBC News/Marist la guerra comercial, un pilar de la política de Donald Trump, es algo impopular en seis estados clave: Illinois, Indiana, Missouri, Pensilvania, Tennessee y Texas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *