Diego Maradona Dorados

Dorados de Diego Maradona empataron en el primer partido de la liguilla de ascenso

106

Dorados de Sinaloa, dirigidos por Diego Armando Maradona, empató sin goles ante Mineros de Zacatecas en la ida de la liguilla en la segunda división mexicana y desaprovechó su condición de local.

El primer tiempo fue de bajo rendimiento para ambos equipos, donde hubo solo una jugada de peligro en cuarenta y cinco minutos.

Sin el delantero argentino Jorge Córdoba, suspendido por tarjeta roja en el encuentro anterior, Dorados lució desconectado en el centro del campo y no tuvo claridad en el último toque.

Pese a que Maradona logró hacer ajustes para la segunda mitad y su equipo fue mejor, no logró marcar y dejó escapar la chance de ir con ventaja al partido de vuelta en Zacatecas, que se jugará el próximo sábado.

En su primer año en México, Maradona tomó el mando de Dorados en el último puesto de la tabla de segunda división y llevó al equipo hasta el séptimo lugar luego de conseguir seis victorias en siete partidos,logrando la clasificación a la liguilla de ascenso.

Sin embargo, este empate en casa dejó al equipo obligado a ganarle a Mineros como visitante el próximo sábado.

Los Mineros ocuparon el segundo puesto en la tabla de la temporada regular en la segunda división, pese a que el 20 de octubre cayeron en casa 3-2 frente al equipo de Maradona.

De acuerdo al reglamento de la liga de ascenso, el primer criterio para desempatar una serie en liguilla es la posición en la tabla durante la fase regular.

En México, solo un equipo asciende cada año a primera división. En este sentido, Dorados necesitan ganar la final en la liguilla y disputar partidos de ida y vuelta contra el campeón del torneo clausura en la segunda división, a mitad del próximo año.

Si el equipo de Maradona ganara en el presente torneo y el próximo, obtendría el ascenso directamente.

 

Lea también:

Conmebol rechazó la apelación de River contra la sanción de Marcelo Gallardo



Periodista deportivo. Apasionado por el fútbol y las buenas letras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *