jueves, septiembre 23, 2021
InicioInternacionalesEcuador anticipa un duro año de gobierno

Ecuador anticipa un duro año de gobierno

Ecuador.- El presidente Rafael Correa anuncia que a su gobierno le espera un año “muy duro”.

El presidente de Ecuador expresó que “el país debe descansar de mí y, sinceramente, yo también debo descansar un poquito del país”  haciendo alusión a su último año de gobierno.

Durante su último discurso sobre el estado del país, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, reiteró los estrictos ajustes que se harán en materia económica para lidiar con el déficit y la crisis que actualmente presenta.

Adelantó frente a la Asamblea Nacional que su último año de gobierno será “muy duro en lo humano, en lo económico, en lo político y en lo internacional”, pero seguidamente aseguró que «seremos aún mejor gobierno en las dificultades».

Con respecto a lo último, anunció que continuará con la reducción de las entidades del gobierno central y que a su vez se abrirán a la venta al capital privado empresas públicas, como por ejemplo la cementera del Estado, la empresa Tame (de aviación) y fábricas de uniformes como Fabrec.

Además agregó que se venderán empresas como el Banco del Pacífico, el cual es propiedad de Estado y se encuentra actualmente siendo valorado, así como medios de comunicación incautos y una hidroeléctrica.

“…a todos nos duele, no nos gusta hacerlo, pero debemos entender que hemos recibido un terremoto de casi ocho grados», afirmó el presidente al referirse a la venta de la hidroeléctrica Sopladora, ya que es la tercera empresa más grande del país y según el mandatario ya se encuentra lista y tiene una inversión de 900 millones de dólares.

Aseguró que estas medidas son tomadas bajo la necesidad de atender a los damnificados por el terremoto del pasado mes de abril en el país.

Desde poco después de asumir el poder en el 2007, el gobierno de Correa ha tenido que enfrentarse a la caída de los precios internacionales del petróleo, el cual es el principal producto de exportación del país, la tasación del dólar, el pago a la petrolera estadounidense ‘Occidental’, el colapso de Rusia y la desaceleración de China, el mayor financista. A todo esto se le sumó el devastador terremoto que sufrió Ecuador el pasado mes de abril.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments