Ecuador dará un ultimátum a Assange

Ecuador.- El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, podría recibir un mes de aviso para abandonar la embajada de Ecuador si el candidato presidencial de la oposición ganara la presidencia en las elecciones de la próxima semana.

El candidato Guillermo Lasso, del movimiento Creo, afirmó que era hora de que el fundador de WikiLeaks dejara la embajada de Ecuador porque su asilo era caro y ya no se justifica. “El pueblo ecuatoriano ha estado pagando un costo que no debemos soportar. Pediremos cordialmente al Señor Assange que se vaya dentro de los 30 días de asumir el mandato”.

El ministro de Relaciones Exteriores, Guillaume Long, afirmó que “esta es probablemente la embajada más vigilada del planeta. Nuestro personal ha pasado por muchas cosas. Hay un costo humano”.

[pullquote]Pediremos cordialmente al Señor Assange que se vaya dentro de los 30 días de asumir el mandato[/pullquote]

La policía londinense y los servicios de inteligencia británicos han mantenido la embajada bajo estrecha vigilancia desde que Ecuador concedió asilo en junio de 2012 para evitar la extradición de Assange. Varias encuestadoras ubican a Guillermo Lasso en un segundo puesto detrás del candidato del partido oficialista Lenín Moreno, que lidera la intención de voto.

Lasso estaría ganando terreno y en la votación del 19 de febrero podría forzar una segunda vuelta. Aunque en las próximas elecciones gane Moreno y siga con políticas del actual gobierno de Correa, parece probable que Assange pronto será trasladado de la embajada londinense la cual es su refugio desde hace más de cuatro años y medio. Ecuador ha mantenido su posición de solidaridad, pero en algunos sectores estarían descontentos.

El país latinoamericano aceptó el argumento de Assange que la solicitud sueca de extradición por el caso de abusos sexuales sería una treta que lo llevaría en consecución a la jurisdicción estadounidense, donde afirmó que enfrentaría una persecución política y maltratos.

Desde el 2012 a la actualidad no ha abandonado la embajada ubicada en el barrio de Knightsbridge, lo que le ha dado menos posibilidades de movimiento.

El ministro Long afirmó al respecto que “es una posición muy precaria en términos de su comodidad física, hemos hecho todo lo que podemos. Pero no hay acceso a un espacio exterior. No hay patio o jardín, así que en su mayoría del tiempo pasó cuatro años y medio en el primer piso del edificio en Londres, donde no hay mucha luz, especialmente en invierno”.

 

Marcos Llanos Nieto

Marcos Llanos Nieto

@MarcosLlanos en Twitter
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email