Ecuador otorgó ciudadanía a Assange

120

Ecuador.- El gobierno de Lenin Moreno ha otorgado la ciudadanía al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, después de más de cinco años de vivir en asilo en la embajada en Londres. Otorgándole una posibilidad para modificar su estatus de refugiado. La ministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa, dijo que el gobierno ecuatoriano ha aceptado la solicitud de naturalización de Assange y que continuarán buscando una resolución sobre su caso.

Assange teme una posible solicitud de extradición a los Estados Unidos basada en la filtración de documentos clasificados del Departamento de Estado uno de los motivos que lo llevo a pedir asilo político en la embajada del país latinoamericano en el 2012.

El nuevo estatus de ciudadanía parece cambiar poco en el futuro inmediato de Assange debido a que las autoridades británicas podrían arrestarlo en cualquier momento si abandona la embajada. Por lo tanto, Espinosa dijo que Ecuador intentaba convertir Assange en miembro de su equipo diplomático, lo que le otorgaría derechos adicionales en virtud de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas incluyendo la inmunidad legal.

La oficina de asuntos exteriores de Gran Bretaña dijo el jueves que había rechazado la solicitud de Ecuador de otorgarle a Assange un estatus diplomático en el Reino Unido el 21 de diciembre del año pasado, argumentando que Assange tendría que dejar la embajada y enfrentar a la justicia. El gobierno ecuatoriano afirmó que declinó esta opción teniendo en cuenta las buenas relaciones que mantiene con el Reino unido.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador afirmó que la naturalización de Julian Assange se fundamenta “en defensa de los intereses del país, de la garantía de los derechos humanos del asilado y en estricto apego a la Ley, la Constitución y a los instrumentos internacionales de derechos humanos”. Y que el fundador de WikiLeaks solicitó su naturalización el 16 de septiembre del 2017 siéndole concedida el 12 de diciembre del 2017.  Estando bajo protección internacional de Ecuador desde hace cinco años y medio en la embajada.

“La decisión se fundamentó en la Constitución y en los convenios internacionales ratificados, que obligan a Ecuador a respetar los derechos humanos de las personas bajo protección internacional. Al respecto, advirtió de que, de ni actuar, se generarían responsabilidades al Estado ecuatoriano frente al cumplimiento del derecho internacional de los derechos humanos.”

La ministra continúo afirmando que “a nuestro Gobierno le ha correspondido buscar alternativas para resolver esta situación heredada y frente a la cual no se ha avanzado en estos años”, indicando que se “han explorado varias alternativas para  una solución justa, definitiva y digna para todas las partes involucradas, en el marco del derecho internacional. Actualmente exploramos otras vías de solución, en diálogo con el Reino Unido, como una posible mediación y buenos oficios de autoridades de renombre, otros Estados u organismos internacionales”.