Edward Snowden creó aplicación para convertir el celular en sistema de seguridad

129

El ex analista de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, Edward Snowden, está incursionando en el desarrollo de aplicaciones. Y es por eso que creó un software para convertir el teléfono móvil en un sofisticado sistema de seguridad.

“Haven” es el sistema de seguridad móvil

Según se indica en la página oficial de la app, Haven es una herramienta de código abierto. La misma fue diseñada para ayudar a activistas de derechos humanos y otras personas que se encuentran en riesgo, y  situaciones de peligro.

¿Cómo funciona el software?

Haven activa los sensores de un teléfono con sistema operativo Android para detectar cambios en una habitación.

La metodología de este software está pensada para utilizar dos smartphones Android. Pues uno de ellos utilizará su cámara, micrófono y acelerómetro para detectar las intrusiones en el espacio físico.  Y el otro, hará de receptor de los mensajes que el primer móvil envió.

Además, el sistema permite configurar los sensores que se usarán y la sensibilidad de los mismos. También permite ingresar el número de teléfono al que se enviarán notificaciones y alertas, y el cliente de mensajería a utilizar.

Las colaboraciones que recibió Edward Snowden

Para desarrollar Haven, Snowden contó con la colaboración de la Fundación para la Libertad de Prensa y el Proyecto Guardián. Y se dio a conocer para encontrar inversores que financien el proyecto.

Para Snowden, dichos inversores deben entender que la seguridad física es tan importante como la seguridad digital.

¿Quién es Edward Snowden?

Edward Snowden trabajaba como analista en la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos. Hasta que un día reveló los métodos de espionaje masivo en Internet realizados por dicho organismo.

Por este motivo, fue despedido de la Agencia acusado de traición por revelar documentos de alta confidencialidad. Incluso, se caratuló su accionar como “asunto de criminalidad”. Desde ese momento, Snowden buscó asilo político, y lo consiguió en Rusia donde reside desde 2013.