jueves, septiembre 23, 2021
InicioInternacionalesEE.UU: en medio del caos en Baltimore, la policía mata a dos...

EE.UU: en medio del caos en Baltimore, la policía mata a dos jóvenes

Estados Unidos.- Mientras en Baltimore se declaró el toque de queda, suceden dos hechos trágicos en Detroit y en Los Ángeles.

En el día de ayer, un policía de Detroit mató a Terrance Kellom: un joven de 20 años que era buscado por el grupo de Aprehensión de Fugitivos de la ciudad, acusado de amenazar con un rifle a un repartidor de comida el pasado 31 de marzo. Según el agente policial que lo asesinó -perteneciente al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas- Terrance se habría acercado con un martillo en su mano, lo que lo impulsó a disparar. Todo esto ocurrió en la casa del joven, mientras su padre -Kevin Kellom- estaba allí, de hecho fue quien recibió en su casa a las fuerzas de seguridad. En consecuencia, Kevin salió a declarar que su hijo no se encontraba armado y que la orden de allanamiento de la casa se materializó tres horas después de la muerte de Terrance.

Por la tarde hubo protestas contra la violencia policial en apoyo a la familia Kellom. Mientras tanto, las autoridades continúan con la investigación.

Por otra parte, ayer salió a la luz otro caso en el que mataron a Héctor Morejón ,un joven español de 19 años, el fin de semana pasado en Long Beach -Los Ángeles, California-. En esta oportunidad, un agente policial recibió un llamado que indicaba un acto de vandalismo y que, sin aviso previo disparó contra el joven. Fue trasladado al hospital más cercano, con heridas de gravedad, y murió a las pocas horas. Una vez esclarecido el asunto, se supo que Morejón no estaba armado y que se había entregado.

Ambos casos remiten a la tensión social que está atravesando Estados Unidos en el último año. En Baltimore, rige desde hace dos días el toque de queda a causa de las protestas violentas de manifestantes que piden justicia por la muerte de Freddie Gray. Este joven, de 25 años de edad, murió el 19 de abril luego de haber estado en grave estado durante una semana a causa de una lesión en la médula espinal. El 12 de abril había sido detenido en la vía pública tras establecer contacto visual con la policía y salir corriendo. Cuando lo redujeron le habrían encontrado una navaja, por lo que, fue esposado y trasladado en una camioneta sin cinturón de seguridad. Testigos declararon que Gray gritaba de dolor después de que lo redujeron. La policía admitió que el joven pedía por auxilio médico y reconoció que debieron llamar a la ambulancia con anterioridad. De todos modos, no esclarecieron cómo se dieron los golpes en la columna del fallecido.

A la espera de los resultados de la policía que se darán el primero de mayo, seis policías fueron separados de la fuerza.

La tensión provocada en Baltimore a partir del caso de Freddie Gray se reflejó al comenzar el funeral del joven, el día lunes. La policía dijo haber recibido una amenaza: al parecer varias pandillas se habrían juntado para «eliminar agentes policiales». Tras el conflicto desatado entre la policía y los manifestantes: 15 policías salieron heridos y hubo destrozos en toda la ciudad.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se comunicó con la alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, a quien prometió «toda la asistencia necesaria».

Los tres casos traen a la luz un problema central en la sociedad estadounidense: la discriminación étnica. Para con los afroamericanos por su color de piel -en los casos de Terrance Kellom y Freddie Gray- para con los extranjeros -el caso Héctor Morejón-

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments