EEUU: Develaron detalles de la familia que torturó a sus hijos

448

California.-  El matrimonio estadounidense conformado por David y Louise Turpin avivó una gran irritación, molestia e indignación entre los habitantes de los Estados Unidos y a nivel mundial, por las condiciones sanitarias y desnutrición en las que hallaron a principios de año sus 13 hijos en una vivienda de California.

Algunos de los niños y niñas aún permanecían atados a la cama con cadenas. Estos son los datos que se conocieron según el reporte oficial de la policía local, de la tortura que sufrieron los hijos, quienes tienen entre dos y 29 años.

Pistas para entender el caso de los Turpin

  • La pareja: Son oriundos de Virginia y se consideran a sí mismo como religiosos.

Algunos de sus familiares los juzgaron como una pareja sobre protectora que mantenía la idea de estar “destinada por dios a tener una familia numerosa” y esa podría ser una causal, según las comisiones policiales, por las que la pareja decidió mantener “aislados a sus hijos”. 

  • Situación económicaDavid, actualmente de 57 años, trabajó como ingeniero en la compañía Lockheed Martin y después lo contrató por ocho meses Northrop Grumman.

Cobraba un sueldo de 140.000 dólares anuales, entretanto Louise, de 49 años, se mantuvo a la cabeza del hogar. 

Antes de residenciarse en California vivieron en Texas, donde se declararon por primera vez en bancarrota y desde hace varios años vivían en la costa este, donde nuevamente se declararon en bancarrota por deudas que iban de los 100.000 a los 500.000 dólares.

  • La casa: La vivienda de una planta en donde encontraron a los niños y jóvenes en situaciones no sanas ni estables, está ubicada en la calle Muir Woods de Perris, una ciudad del condado de Riverside, a unos 90 kilómetros de Los Ángeles.

La comunidad está combinada con amplias casas que tienen una distancia relativamente corta entre sí, por lo que muchos se hace la interrogante de cómo hicieron los Turpin para esconder la tortura por tantos años.

  • Los hjios: A los seis niños y siete jóvenes mayores de edad los hallaron los funcionarios policiales cuando accedieron a la casa en donde, según explicaron los vecinos, nunca recibían visitas.

Ninguno de los descendientes aparentaban sus verdaderas edades por lo delgados que estaban y, al menos tres de ellos, se encontraban atados con cadenas y candados a las camas. Ninguno de ellos iba al colegio.

  • Educación en casa: La policía supone que la licencia que David Turpin obtuvo para tener en su casa una escuela privada se destinó a celebrar allí la educación que quería para sus hijos, a puerta cerrada, y dándole plena autoridad de quiénes ingresaban o egresaban de la matrícula.

En California, las instituciones de ese tipo se manejan fuera de la jurisdicción del Departamento de Educación y de sus medidas y reglamentos los imponen ellos, porque estudiantes y tutores son directamente responsables de ellas.

Por esta razón, las autoridades no tuvieron ningún tipo de aviso ni reporte previo.