EEUU: Juez emite fallo para extraditar al “Chapo”

132

Horas antes de que Joaquín “Chapo” Guzmán fuera trasladado sorpresivamente a un penal en la fronteriza Ciudad Juárez, en el norte de México, un juez federal se pronunció a favor de su extradición a Estados Unidos, que ahora debe ser aprobada por la cancillería.

El Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales emitió un comunicado donde expresa que la extradición es procedente.

A partir de este fallo judicial, la cancillería cuenta con 30 días naturales para analizar el expediente y resolver “en definitivo si procede o no la extradición”, indicó el abogado.

Dos solicitudes de extradición están sobre Guzmán, uno de una corte de California por el delito de introducción y distribución de cocaína, y otro de Texas por homicidio.

El defensor indicó que fue notificado sobre esta decisión judicial cerca de la medianoche del viernes, poco antes de que el líder del poderoso cártel de Sinaloa fuera trasladado de manera inesperada durante la madrugada del sábado a un penal de Ciudad Juárez, en la frontera con la estadounidense ciudad de El Paso, Texas.

Los oficiales mexicanos rechazaron que el traslado de “El Chapo” a Ciudad Juárez estuviese relacionado con el proceso de extradición y señalaron que el objetivo fue evitar los riesgos de fuga ante las obras de construcción para reforzar la seguridad que se realizan en el penal El Altiplano, lugar donde estuvo recluido hasta el día viernes.

El traslado de Guzmán no responde en nada a un proceso de extradición del capo hacia Estados Unidos, dijo Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia de México.

Por su parte una fuente del gobierno de Estados Unidos, que pidió el anonimato, también descartó que el traslado tenga relación alguna con la extradición de Guzmán a su país.

El repentino cambio de penal “sorprendió a todo el mundo”, dijo el funcionario estadounidense, que sostuvo que las autoridades de su país no fueron notificadas.

Según un informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de abril pasado, el Centro Federal de Readaptación Social N° 9 de Ciudad Juárez, donde el “Chapo” se encuentra ahora recluido, es un penal de nivel medio de seguridad, con peores condiciones de reclusión que El Altiplano, la primera cárcel de máxima seguridad que se construyó en el país en la década de 1990.

Guzmán había regresado a El Altiplano, a 90 km de la capital, en enero pasado tras ser recapturado en su natal estado de Sinaloa, luego fugarse por un túnel de 1,5 km de ese mismo penal.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *