EE.UU: Méndez fue la mexicana analfabeta que logró obtener la ciudadanía estadounidense

98

Estados Unidos.- Jovita Méndez, la inmigrante mexicana logró convertirse en ciudadana estadounidense después de 20 años viviendo el país y a pesar de ser analfabeta y no dominar habla el idioma.

No pensé que podría lograr esto, pero lo hice“, manifestó Méndez a NBC 7 en español, aguantando sus lágrimas después de haberse naturalizado en una ceremonia junto a 700 inmigrantes en el centro de San Diego la semana pasada.

Lo hice porque mis hijos están aquí. Me dijeron que tenía que hacer esto por mí misma, para tener un futuro aquí”, añadió. “Estoy feliz“.

Méndez consiguió aprobar en segundo intento el examen de naturalización de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), que consta de 10 preguntas cívicas seleccionadas al azar de una lista de 100.

Las reglas de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración dictaminan que si la persona tiene más de 50 años y ha vivido en EEUU durante 20 o más, puede tomar el examen en su lengua materna. Esto también se aplica a los mayores de 55 años que hayan vivido en los Estados Unidos durante 15 o más años.

Méndez tuvo además la ayuda de la activista Maribel Solache, quien la preparó y le dijo que la barrera del idioma o del analfabetismo no simbolizaba que no pudiera convertirse en ciudadana. Solo necesitaba tener seguridad de sí misma.

Mi trabajo era empoderarla y hacerle creer que podía hacerlo, que sus limitaciones estaban en su cabeza. No era la barrera del idioma; no era que no pudiera leer o escribir, sino que era su propia inseguridad “, agregó Solache.

Solache le leyó las preguntas cívicas varias horas a la semana, y repitió cada palabra tres o cuatro veces hasta que logró memorizar todo.

Comenzó estudiando las preguntas más fáciles y oportunas sobre la prueba: los partidos políticos, el nombre del presidente de los Estados Unidos y otros temas políticos. La maestra también descargó una aplicación al teléfono de Méndez donde podía escuchar las preguntas.

En casa, el marido de Méndez también le repasó las preguntas y ella lo hacía además los fines de semana hasta que las memorizó todas.

Tras el fracaso inicial, sus hijos y Solache la motivaron a que lo intentara de nuevo. Todos estuvieron junto a ella en la ceremonia de naturalización.