EgyptAir: Primera caja negra hallada

128

Francia.- El hallazgo de una de las cajas negras del avión de EgyptAir fue confirmado por Francia.

Un barco de la Marina francesa captó las señales de una de las cajas negras del Airbus 320 de EgyptAir que cayó al Mar Mediterráneo el pasado 19 de mayo. El navío se unió al esfuerzo puesto por varios países para encontrar y rescatar la mayor cantidad de restos posibles.

El director de la Oficina de Investigación y análisis, BEA, emitió un comunicado en el que se detallaba el hallazgo de la caja negra: “Los equipos de la sociedad Alseamar desplegados a bordo del buque de la Marina Nacional Laplace detectaron la señal de una baliza de un registrador de vuelo”.
El barco francés, se unió el martes a la búsqueda cuando llegó a la zona donde se viene rastreando el avión que se estrelló en el mar, y está equipado con tres aparatos que se sumergen, llamados Detector 6000, y pueden captar las señales de las cajas negras hasta 5.000 metros.
Por otro lado, el pasado jueves 26 de mayo, se conoció que Grecia entregó las últimas grabaciones de audio del vuelo MS804 de Egyptair. Igualmente los investigadores egipcios recibieron imágenes de radar de parte de las autoridades griegas, que podrían ayudar a esclarecer y dar un mejor detalle de la trayectoria final del vuelo.
Dos días antes de conocerse esta información, Egipto anunció la contratación de Alseamar, empresa que finalmente anunció el hallazgo de una de las cajas negras. Alseamar se especializa en búsquedas de restos marinos.
El Airbus 320 de EgyptAir se precipitó al mar mientras cubría la ruta París-El Cairo, con 66 personas a bordo, de las cuales ninguna sobrevivió. El avión cayó a 290 kilómetros de Alejandría, una ciudad costera de Egipto luego de desaparecer de los radares.
El equipo de investigación aun trabaja por determinar las causas de la tragedia, aunque los restos humanos que se han encontrado, refuerza la teoría de una explosión a bordo o algún atentado que hiciera estallar el avión, pues no su tamaño no es mayor al de una mano, según los investigadores egipcios.
Asimismo, la agencia francesa de seguridad aérea asegura que el avión envió señales y mensajes automáticos que indicaban la presencia de fuego y humo en la cabina, así como un error en la unidad de control de vuelo poco antes de que desapareciera por completo de los radares.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *