El Barcelona enfrentará a River Plate en la Final del Mundial de Clubes

29

Japón.- En la segunda semi final del Mundial de Clubes, El FC Barcelona goleó 3 tantos por 0 al Guangzhou de China, en una noche mágica para el uruguayo Luis Suárez.

El cotejo comenzaba con la superioridad del equipo español, con su habitual toque de balón, mantendrían a raya a los chinos. El Barcelona que no contaba para este partido con Lionel Messi, le daba entrada aa Roberto y Muñir acompañando a Andrés Iniesta y al ariete Luis Suárez en el ataque español.

En las primeras de cambio Muñir y Roberto eran los más inquietos en el partido, ambos llegaban por todos lados, por el centro, por los laterales, inquietando la defensa rival. Iniesta colgaba balones constantemente para los canteranos, que eran cabeceados sin peligro al arco o eran atajados por el meta chino. Por su parte el Guangzhou esperaba las equivocaciones del Barca, bien parados en la última línea, aguantando los embates del rival. Los chinos cuando tenían la oportunidad salían tocando, pero sus combinaciones no duraban mucho.

Luego de tanta insistencia llegaría el primero para los españoles. El croata Rakitic cogía el balón en las afueras del área, para mandar un potente derechazo que el portero chino no pudo contener, dándole el rebote a Luis Suárez para que el uruguayo -atento al rebote- rematara para decretar del 1 por 0.

Luego del gol el conjunto chino no decayó, fue arriba a atacar al Barcelona y puso en aprietos la portería de Bravo en par de ocasiones, ambas a balón parado. La primera era desviada por el chileno, mientras que la otra se iría desviada. Así terminaba el primer tiempo en Yokohama con victoria del Barcelona.

En el segundo tiempo el Guangzhou empezaba atacando al conjunto español, pero al minuto 50 aparecería nuevamente el uruguayo para mandarla al fondo de las redes, en un gran pase de Andrés Iniesta, Suárez la bajaba con el pecho, se giraba un poco y lanzaba un puntazo con pie derecho que no pudo achicar el portero rival. Así el Barcelona vencía 2 por 0 al Guangzhou.

Con el dominio pleno por parte del conjunto español, intentaría sellar el cotejo, la oncena china intentaba atacar, pero con poca claridad sin ninguna ocasión clara a la portería de Bravo.

Al minuto 68 el conjunto español cerraría el partido, en una jugada polémica, Muñir era derribado en el área y el principal sancionaría penal. El encargado de ejecutar la pena máxima seria Suárez, así el uruguayo conseguía su Hat Trick, para sellar la goleada del Barcelona.

El Barcelona jugará la final del Mundial de Clubes el próximo domingo ante el conjunto argentino River Plate.

Los goles del partido:




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *