Internacionales

El bolívar dejará de ser medio de pago si no se resuelve la escasez de efectivo

Incluso el propio Gobierno venezolano ha patrocinado inciativas como el trueque o las monedas comunitarias, tal es el caso de El Panal en la localidad 23 de Enero, en Caracas, o el Elorza, en el municipio José Antonio Páez del estado Apure

La hiperinflación en Venezuela avanza aceleradamente. En mayo, el alza de precios registrada fue de 110%, según la Asamblea Nacional. En junio, se incrementó a 128,4%. Y mientras la inflación saltó de 24.597% interanual en mayo a 46.305% en junio, la moneda nacional, el bolívar, recibe los fuertes impactos de esos golpes económicos. El dinero en efectivo es una causa.

El diputado del Parlamento y presidente de su Comisión de Finanzas, José Guerra, aseguró que este año la inflación cerrará en más del 100.000%.

Estos números dan cuenta de que la moneda nacional pierde terreno, no solo frente al dólar y al euro, tras las devaluaciones que hace el Gobierno venezolano con cada subasta Dicom, sino también en la dinámica económica cotidiana de la sociedad venezolana.

Un reciente informe de la firma Ecoanalítica plantea el panorama. “El Gobierno necesita más billete para transar la misma cantidad de valor real”, indicó el economista Armando Gagliardi.

Esto implica que el valor nominal del dinero en el país aumenta, pero su valor real (poder de compra) cae debido a que el Banco Central de Venezuela financia el gasto público del Gobierno con bolívares devaluados y sin respaldo en reservas.

Lea también: Brecha de género: Hombres españoles cobran 55% más de pensión que las mujeres

La brusca devaluación del bolívar por el efectivo

Ante este escenario, Ecoanalítica proyecta que la moneda venezolana podría dejar de ser usada como medio de pago de referencia debido a la creciente preponderancia que ha cobrado la tendencia de la población transar bienes y activos en dólares y pesos colombianos, como ya es visto con mucha frecuencia en el estado Zulia, al occidente del país.

Incluso el propio Gobierno ha patrocinado inciativas como el trueque o las monedas comunitarias, tal es el caso de El Panal en la localidad 23 de Enero, en Caracas, o el Elorza, en el municipio José Antonio Páez del estado Apure.

Todo esto ocurre en consecuencia de una escasez de dinero físico en el que el Estado gastó entre 30 y 73 millones de dólares en imprimirlo.

El Gobierno gastó 58 millones de dólares en la emisión local del cono monetario que hoy circula en el país. Ecoanalítica aseguró que la hiperinflación ya devaluó la actual familia de billetes (Bs. 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000, 20.000 y 100.000).

De hecho, para este año se preveía que el BCV imprimiera un total de 17.859 millones de billetes de 100.000 bolívares a causa de la exorbitante inflación.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close