El carpo sigue sonando

256

Pasaron 11 años, pero la magia sigue, cuando alguien pone un cd, o la radio pasa un tema, la guitarra se hace oír, pide ser escuchada, con rock  o con blues, pero hay que parar y escuchar, para darse cuenta lo que es la buena música.

Pappo fue uno de los mejores guitarristas del rock nacional, según la revista Rolling Stone de Septiembre 2012, el Carpo fue el número uno, y sin duda alguien que dejó tanta buena música, tantos buenos riffs, es porque algo tenía, además de técnica, puede ser alma, corazón para la música…quien sabe, pero algo, tenía seguro.

[pullquote]En 1971 después de la separación de Almendra, Spinetta  viaja a Europa, y antes de partir le regala la Gibson Dove a Pappo como una muestra de la amistad que los unía. Pero Pappo, que nunca se destacó por su amor a las guitarras acúsicas, se la vendió a Alfredo Toth, ex compañero de Los Gatos, como parte de pago por una Gibson Les Paul negra y, un año más tarde, Toth se la vendió a Jorge Maronna, uno de los integrantes de Les Luthiers.[/pullquote]

Aunque fue un músico bastante particular que armaba y desarmaba bandas, con peleas varias dentro del círculo del rock. En los 60′ participó en varias y a los 19 ya era el lider de Pappo’s Blues, junto a nada más ni nada menos que David Lebón, quién años más tarde sería parte de Serú Girán, y Black Amaya.

Aunque su golpe de suerte, el puntapié inicial se dió en 1992, cuando B.B king, tocó en Obras, y el Carpo era telonero. Maravillado ante su magia con las seis cuerdas, el rey del blues lo invita a tocar con él en Nueva York, y lo presentó como el mejor guitarrista argentino.

Su genialidad detrás de la guitarra fue y vino entre Pappo´s Blues y Riff, aunque en el medio, formara mil y una bandas más, se juntara y separara de músicos que hoy por hoy son leyenda del blues y el rock, como Jaf, y algunos músicos que se trajo de su paso por Estados Unidos,

Pero la banda con la que editó su último en disco en 1997 fue Riff, quizás la que más se acercaba a su corazón, o a sus gustos, o la que sabía llevarlo, entenderlo.

Si bien la historia de este genio de la viola, tiene mitos, leyendas y verdades, cuenta la leyenda que un pintor hizo un mural en la persiana del taller mecánico de la familia de Pappo, años despúes el taller se vendió y se convirtió en supermercado chino, lo triste fue cuando los nuevos dueños cortaron la persiana y el mural, para poner rejas..raro, triste, poco conocimiento de la historia del rock.

El músico se hizo leyenda un 25 de febrero hace 11 años, cuando con su otra pasión, la moto, se rozó con la de su hijo para perder el equilibrio y ser arrollado por un automovil… así llegaba a su fin, rodeado de lo que más quería, su moto (a quien le había dedicado la canción JUNTOS A LA PAR)  y su hijo Luciano.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *