El Celta dejó sin Copa del Rey al Real Madrid

101

Balaidos, España.- El Celta de Vigo sacó un justo empate en Balaidos que lo lleva a la ronda de semifinales, mientras que para el Madrid representa el primer fracaso en la era de Zidane.

El Madrid tras el mar de lesiones que presenta, saltaba al campo con una improvisada alineación. En la zaga defensiva salía con Ramos junto a Casemiro tras las lesiones de Varane y Pepe, los laterales los cubrían Nacho y Danilo respectivamente. En el mediocampo, Kroos junto a Kovacic cubriendo la baja de Modric, abiertos Isco y Asensio. Arriba Benzema y Cristiano. Recordemos que el resultado del partido de ida fue de 2-1 a favor de celta en el Bernabeu, es decir el Madrid tenía que salir mínimo por 2 para poder avanzar.

El Madrid tomaba inmediatamente control del medio campo con un Kovacic que estaba emulando de manera magistral la función que siempre brinda Casemiro. Sin embargo el Celta no se dejaba mermar tras las constantes aproximaciones del cuadro capitalino e Isco pasó a ocupar un puesto más centralizado siendo un enganche entre la media cancha y la línea de delanteros, mas no se sentía realmente un peso específico en el juego del jugador Malagueño. Benzema y Ronaldo tenían que bajar constantemente para poder involucrarse más en la creación de espacios.

Por parte del local, fueron capaces de ser compactos y marcar con dos hombres al posesor de la pelota, lo cual hacía que después de los 15 minutos de juego fueran los que tomaran la batuta del rumbo del partido. Con su línea de tres al frente, liderada por Iago Aspas lograron tocar a puerta en más de una ocasión debido a errores puntuales de la defensa de los merengues.

Cristiano tuvo una muy clara, tras un rebote tenía el arco abierto y la estrellaba al poste tras no esperar esa bola que repentinamente le cayó a su pierna hábil.

El invitado especial llegaba al 42. Una contra bien elaborada por parte del Celta, la terminaba Guidetti con un tiro que era rechazado por Kiko Casillas, más el rechazo le caía al cuerpo de Danilo que anotaba en propia meta. Al lateral brasileño le llueve sobre mojado y lo sabe al sonreír irónicamente hacia el cielo.

Se iban los primeros 45, el local se le veía mejor y ahora el par de goles que buscaba el Madrid era para mandar al alargue el partido.

Al inicio del segundo tiempo el Real Madrid tomaba la iniciativa nuevamente con un Kovacic que tuvo una noche inspiradora. Minuto 62 y Cristiano aparecía de tiro libre con un balazo que dejaba sin oportunidad alguna a Sergio Alvarez. Tras la actuación más que discreta de Ronaldo, aparecía en un momento vital para liderar la remontada.

Sin embargo no se estaba conjugando bien el Madrid, así es que Zidane mandaba  a Lucas Vazquez y a Alvaro Morata en lugar de Asensio e Isco, ambos con un rendimiento bastante regular. Al 85 Wass ponía el jaque sobre el tablero con un enorme tiro con comba, que embuchacaba en la esquina de la red. Todos ya daban por muerto al Madrid, pero no contaban con el testarazo que metía Lucas Vasquez al minuto 90 al fondo de la red.

El árbitro agregaba 4 minutos y todos volteaban a ver a Ramos esperando que hiciera la hombrada frente a un Celta de Vigo totalmente enjaulado en propio terreno.

El gol no llegaba y los celestes se metían a semifinales de la Copa del Rey. Un más que merecido logro. Los blancos no pudieron capitalizar con un cuadro alternativo, que si nos ponemos a ver los nombres que estaban en la cancha, muchos querrían tener ese 11 como primer equipo, por lo que hay que llamarle por su nombre a la actuación de esta noche en Balaidos. Un rotundo fracaso para los merengues.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *