El Chapo se declaró “no culpable” ante tribunal de EE.UU.

105

Estados Unidos- El capo mexicano de la droga Joaquín conocido como “El chapo” Guzmán se declaró “no culpable” este viernes ante un tribunal en Nueva York, luego de haber sido extraditado el jueves a fin de ser entregado la justicia estadounidense.

Guzmán, de 59 años de edad, fue inculpado por 17 cargos destacándose: haber dirigido el cartel de Sinaloa, por el cual podría pagar una condena de cadena perpetua.

Durante años, el cartel de Sinaloa mandó varios miles de toneladas de heroína, marihuana, cocaína y metanfetamina a Estados Unidos.

A cambio de la extradición de Guzmán, las autoridades de los Estados Unidos se comprometieron a no pedir la pena de muerte para el caso.

Estados Unidos también pactó “intentar recuperar (…) por lo menos una parte” de los carca de 14.000 millones de dólares de ingresos que consiguió “El Chapo”, precisó Robert Capers, fiscal del Distrito Este de Nueva York.

El fiscal se declaró satisfecho por la buena cooperación que mostró México junta a las agencias y jurisdicciones federales que hicieron posible llevar ante los tribunales estadounidenses a “uno de los más peligrosos” y más inasibles narcotraficantes, cuyo imperio va “desde Sudamérica hasta Canadá”.

Su llegada a Estados Unidos la noche del jueves puso punto final a un extraordinario juego del gato y el ratón entre las autoridades mexicana y el hombre de la droga de 59 años, quien se volvió legendario entre otras cosas por sus espectaculares fugas carcelarias.

Sorpresa

Arrestado por primera vez en Guatemala en junio de 1993. “El Chapo” logró escapar después de ocho años, en 2001, de una prisión de máxima seguridad de México, escondido en una cesta de ropa sucia.

Volvió hacer capturado para el año 2014. Sin embargo, 17 meses después escapó de nuevo por medio de un túnel cavado bajo la ducha de su celda.

Tras una nueva detención en enero de 2016, poco tiempo después de una entrevista clandestina con el actor norteamericano Sean Penn y la actriz mexicana Kate del Castillo, el gobierno de México aceptó extraditarlo a Estados Unidos, algo a lo que siempre se había negado.

Cuando salió del avión, en sus ojos se lograba leer la sorpresa, el shock, y en cierto modo, también el miedo” de encontrarse frente a la justicia estadounidense, dijo en una conferencia de prensa uno de los agentes a cargo del caso, Ángel Meléndez.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *