domingo, septiembre 19, 2021
InicioSocial¿El consumo de carne es la causa del cambio climático?

¿El consumo de carne es la causa del cambio climático?

Las tierras son aprovechadas y los recursos tratados para que rindan al máximo, cada animal y cada tractor se convierten en una inmensa cadena productiva.

La demanda de alimentos por la sociedad mundial y el aumento de tierras productivas nos obligan pensar en un vínculo estrecho: el de la producción ganadera y  los gases de efecto invernadero ¿Cómo se relaciona el cambio climático con la producción ganadera?.

La vida en la tierra es posible gracias a la energía recibida del sol. La atmósfera permite la entrada de rayos solares que calientan la tierra. Ésta emite un calor hacia el espacio, pero algunos gases atmosféricos no permiten que salga tanto calor de la tierra y lo devuelven hacia el planeta. Este fenómeno el cual llaman “Efecto invernadero” es lo que permite entre otras cosas nuestra existencia, pero si la atmósfera retiene demasiado calor, la temperatura del planeta aumenta y produce una consecuencia tan peligrosa como indeseada: el cambio climático.

Producción ganadera

Uno de los agentes más importantes en el cambio climático es la producción ganadera.

La emisión de gases de efecto invernadero: Se podría afirmar que el 18 por ciento de los gases contaminantes del planeta Tierra provienen de la producción ganadera. Por lo tanto, la producción de carne roja genera mayor cantidad de gases de efecto invernadero que los que se producen en los automóviles y buses.

Contaminación del agua y la tierra: Se sabe que el sector productor de ganadería es uno de los que más contaminan el agua y la fauna, ya que en los desechos de los animales pueden encontrarse restos de antibióticos y hormonas. Pero además de eso, en los cultivos destinados al consumo animal suelen usarse sustancias químicas que son en gran cantidad contaminantes para el planeta Tierra, sin además tomar en cuenta los químicos que se usan en el proceso de curtiduría. Se calcula que dos terceras partes del amoníaco que hay en el ambiente se produce como consecuencia de la labor del sector de las carnes. Recordemos que la presencia de amoníaco es una causa de la  lluvia ácida.

Degradación del terreno: Para tener la capacidad de  criar animales es importante contar con un terreno de pastoreo, es decir, para ello se necesitan grandes extensiones de tierra. Se ha definido que la expansión de la producción ganadera tiene como consecuencia la deforestación. Por esta razón cabe resaltar, que en cantidades para nada despreciables, la Amazonia está siendo devastada para poder cultivar forrajes para el alimento de los animales.

Uso irresponsable del agua: Se calcula que la industria ganadera desarrolla el 8 por ciento de agua que consumen las personas en el mundo, principalmente en el riego de forrajes. Son mínimos los lugares en donde se recicla el agua para realizar dicha tarea.

Pérdida de la biodiversidad: La necesidad de producir animales para el consumo humano, ha llevado a la necesidad de acabar con los  ecosistemas, de esta forma, poniendo en riesgo especies silvestres.

Si bien el panorama no es positivo, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) ha señalado que es de suma importancia trabajar para revertir la situación, por ejemplo, tomando en cuenta que los recursos naturales tienen un fin y no son infinitos y por lo tanto trabajar en la eficiencia del uso de los recursos. Es por ello que  se debe comenzar a pensar en un consumo responsable, tanto de la gran variedad de tipos de carnes como de los recursos naturales, ya que su uso sin control puede causar problemas en un futuro.

Más sobre Medio Ambiente

La conclusión  es que el sector ganadero es responsable del 9% del CO2 que proviene  de los seres humanos, pero produce en mayor cantidad gases de efecto invernadero más perjudiciales. También produce el 65% del óxido nitroso de origen humano, que tiene 296 veces más peligro respecto al calentamiento global que el CO2. La mayor cantidad de este gas procede del estiércol  Y también es el causante  del 37% de todo el metano producido por la actividad humana (23 veces más perjudicial que el CO2), que se genera  en  mayor parte por  el sistema digestivo de los mismos animales, y del 64% del amoniaco, que contribuye de forma significativa a la lluvia ácida.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments