sábado, septiembre 25, 2021
InicioInternacionalesEl contador de Auschwitz, Oskar Gröning se declaro moralmente culpable

El contador de Auschwitz, Oskar Gröning se declaro moralmente culpable

Alemania.- El contador de Auschwitz, Oskar Gröning de 93 años, admitió su participación en los campos de concentración de la Alemania Nazi, se declaró culpable moralmente e inocente de ser cómplice.

El juicio a Gröning es considerado uno de los últimos posibles juicios contra las atrocidades de la segunda Guerra Mundial, puesto que la avanzada edad de los pocos que quedan con vida y de los muchos que han fallecido en el anonimato de sus responsabilidades de los campos de exterminio.

Que lo llevo a Gröning  a esta altura de la vida, fue hace unos 10 años atrás cuando tenía unos 80 años donde después de un llamativo silencio, dio un reportaje en la BBC para confirmar las actividades en los campos de concentración, puesto que en esa época hubo una corriente de pensamiento que desmentía lo sucedido en Auschwitz.

Gröning  en ese reportaje cuenta que el a los 21 años estuvo 2 años del 1940/42 realizando tareas administrativas, que constaba en controlar, y registrar el dinero decomisado de los prisioneros que llegaban en los trenes, para luego remitirlo a la sede de la SS en Berlín.

VER MAS Solución final nazi, plan premeditado o solución coyuntural

Gröning  dijo “Yo juntaba el dinero y objetos de valor de todas las personas que llegaban al campo, lo separaba por cajas según la moneda, y lo remitía a Berlín” de aquí su apodo  “El contador de Auschwitz, claramente que una persona de 21 años no era el “responsable” contable de semejante volumen de dinero, sino que era uno de los tantos soldados que requisaban y controlaban valores de los prisioneros.

oskar_groening_jovenGröning  se autodenomina un diente del engranaje, puesto que el consideraba que el trato del que eran víctimas los prisioneros era la manera correcta de tratar a los que años antes habían sido sus victimarios, Gröning considera que fue “victima” del aparato político y la situación reinante de la época.

El tratado de Versailles, para los alemanes de esa época fue el detonante o la olla a presión que hizo explotar la reacción de la gente, sumado a esto a Hitler como líder que supo conducir el odio extremo hacia su locura conquistadora y libertadora del mal que los acogía.

Gröning  no escapa a las preguntas y contesta con una lucidez que sorprende, explica cómo funcionaba el campo de concentración y como eran conducidos los prisioneros a su muerte, comenta que fue testigo de los gritos desgarradores de las personas en las cámaras de gas y del maltrato o destrato que recibían los prisioneros por parte de las tropas alemanas.

el tesorero de Auschwitz

Según señala en un momento un soldado tira a un bebe por el aire a un conteiner donde había cadáveres y esa situación me supero, yo quería pelear por mi país, defender lo que en su momento entendía que era liberar de la opresión a Alemania y solicite ir al frente de combate.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments