El éxito de “Grey’s Anatomy”

642

Estados Unidos.- Creada por Shonda Rhimes, el primer capítulo emitido data de marzo del 2005. Con trece temporadas a cuestas, y contando, la última ha llegado a su fin. ¿Qué tiene Grey’s Anatomy en su esencia que sigue vigente tras 12 años?

En los últimos tiempos, con el auge de Netflix en nuestras vidas (y en nuestras casas), las series televisivas se vieron en el foco de los espectadores. Series nuevas y no tanto, algunas están siendo redescubiertas por un público nuevo a través de esta plataforma (ejemplos de ello son “The O.C.” del año 2003 y “Charmed” de 1998).

Sin embargo, algunas continúan con el éxito a pesar de la gran oferta de series televisivas que se ofrecen. Grey’s Anatomy ha sobrevivido a ello y continúa imponiéndose en la audiencia. Es tal el éxito, que no sólo Netflix ya tiene disponibles doce de las trece temporadas, sino que cada capítulo estrenado es uno de los primeros en ser subtitulados en las páginas web, ante la insistencia de los espectadores online.

Algunos críticos la calificaron como “una mezcla entre E.R. y Sex and the City”; siendo dos series opuestas, Shonda Rhimes, ha abordado a lo largo de cada capítulo temas tanto personales y sentimentales como profesionales de los médicos protagonistas. De ahí el toque de la serie de Carrie Bradshaw.

Rhimes explica el motivo por el que decidió mostrar las vidas personales de los médicos en la serie: “Hay algo fascinante en el mundo médico, ves cosas que nunca hubieses imaginado, como por ejemplo que los doctores hablan de sus novios o novias o de su día mientras están abriendo alguna parte del cuerpo de alguien”. El final de la temporada 10 la situó en el top ten de las series con mayor audiencia por sobre “Breaking bad” y “How I met your mother”

En el año 2006 recibió el Globo de Oro a la mejor serie y ha ganado cuatro Emmys de las treinta y ocho nominaciones que tenía. Además varios de sus protagonistas han ganado premios como Patrick Dempsey (Derek), Ellen Pompeo (Meredith), Chandra Wilson (Bailey), Sandra Oh (Cristina) y Katherine Heigl (Izzie).

No todo lo que brilla es oro y para mantenerse vigente Shonda Rhimes eligió un camino tan arriesgado como acertado y es lo que hace funcionar a la serie. Muchos personajes han llegado y se han ido de forma abrupta de Seattle Grace; las trágicas muertes, las despedidas y los abandonos son cosas a las que los fanáticos de la serie están acostumbrados. Sin embargo, no por eso lo aceptan. La creadora ha tenido que salir a explicar el por qué de sus decisiones determinantes en la serie tras la indignación de sus fanáticos.

Los personajes se fueron creando y haciéndose queridos (o no) con el pasar de los capítulos de manera tal que algunas decisiones que transcurren allí no son concebidas por todos. La amistad intacta entre Meredith y Karev, se divide entre quienes creen que deben estar juntos y quienes celebran esa amistad pura. Tanto se han adentrado los personajes en los fanáticos que ahora, al pensar que en sus principios la actriz Sandra Oh sería quien daría vida a Bailey, la imaginación no puede ir más más allá.

Sin embargo, Rhimes se ha tomado un pequeño respiro en el final de esta temporada; si bien, no pierde el efecto de sorpresa, de suspenso que ha mantenido a lo largo de los años, este final de temporada ha sido moderadamente más tranquilo que otros.

A pesar de ello, los fans apuestan aún por esta serie a la que, al menos, le queda una temporada más. Con todas las expectativas que eso conlleva, nunca se sabe con qué nueva apuesta aparecerá Rhimes, el claro ejemplo de que el que no apuesta, no gana.




21 thoughts on “El éxito de “Grey’s Anatomy”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *