El famoso tren del correo de Londres volvió a funcionar

140

Londres-. Recorrió las superficies de la capital británica durante décadas y ni siquiera fue interrumpido por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. El tren del correo de Londres, parado desde el 2003, volvió a funcionar para ofrecer al público sus galerías.

A una velocidad de 6.4 kilómetros por hora, este pequeño tren, de sólo 70 centímetros de ancho, guía a los visitantes por sus túneles, atravesando por un cementerio ferroviario o antiguas plataformas de clasificación, actualmente abandonadas.

“Este ferrocarril siempre estuvo dedicado al servicio postal”, explicó el director del Museo Postal, Adrian Steel, a la agencia de noticias AFP.

Tren del correo de Londres

“Es la primera vez que el gran público va a poder examinar algunas máquinas, recorrer las galerías y aprehender la historia del ferrocarril postal”, precisó. 

A partir del 4 de septiembre, un circuito de un kilómetro permitirá restablecer una página de la historia de la capital británica, sobre el que fue el prime tren eléctrico sin conductor del mundo.

A lo largo del siglo XX, millones de cartas viajaron cada día, ante el desconocimiento de los londinenses, por lo diez kilómetros de túneles bajo sus pies. El Mail Rail unía entonces las principales estaciones de Londres con las instalaciones subterráneas de clasificación del correo.

Tren del correo de Londres

La construcción de la línea empezó en 1914, y logró movilizar a los mejores ingenieros de la época, quienes crearon lo que Adrian Steel catalogó como “proeza técnica”. El desarrollo se vio interrumpido un año más tarde ante la escasez de materiales y de mano de obra debido a la Primera Guerra Mundial.

Durante el conflicto, los túneles fueron usados para proteger de los ataques aéreos a algunas obras de arte, especialmente la Piedra de Rosetta, un fragmento de estela gravada del Egipto antiguo el cual permitió descifrar los jeroglíficos, conservada en el Museo Británico.

El tren del correo comenzó a funcionar en 1927 y redujo los tiempos de entrega entre las distintas estaciones de clasificación de Londres de varias horas a tan solo 30 minutos.

Tren del correo de Londres