El Homo Sapiens habría vuelto a África tras migrar a Europa

El Homo Sapiens habría vuelto a África tras migrar a Europa

El humano, de áfrica salió y de África regresó en tiempos del Paleolítico.

La especie humana ha tenido un lago camino evolutivo, y muy curiosamente ha sido lejos de un sistema lineal en el que se ha visto un proceso complicado, sinuoso e incluso una vuelta a los orígenes y tiempos del Paleolítico.

A partir de un estudio internacional y el hallazgo de un fósil y muestras de su ADN en la cueva Pestera Muieerii en Rumanía, los investigadores han podido recrear cómo un grupo de Homo Sapiens volvió los pasos de sus antepasados durante el Paleolítico Superior, entre unos 40.000 y 45.000 años.

Las investigaciones revelan que diversos grupos humanos retornaron al norte de África desde Eurasia y que la mujer descendiente de estas regiones, es perteneciente a un linaje mitocondrial que hasta ahora no se había identificado en ningún otro humano.

Con la extracción del ADN de dos dientes de PM1 y el análisis de su mitogenoma, los expertos presentaron una prueba directa y contundente de que este linaje existió en el este de Europa y que era proveniente del oeste de Asia. Es decir que la dueña de la muestras formó parte de la primera especie humana que habitó parte de Europa tras la propagación del Homo Sapiens en este continente y el asiático, desde África.

“Es la primera evidencia de la existencia de este linaje en un individuo de 35.000 años de antigüedad en Europa”, señaló Concepción de la Rúa, una de las principales investigadoras de este estudio que ha sido publicado en Scientific Reports.

Los hallazgos del trabajo indican que, posiblemente dada a las condiciones climáticas y ambientales que se marcaban en Eurasia en aquellos tiempos, la población de este linaje ancestral retornó a áfrica entre hace unos 40.000 y 45.000 años, durante el periodo  Paleolítico superior.

Se dice que estos grupos humanos que volvieron a África eran portadores de genomas mitocondriales tipo U6. “El origen euroasiático del linaje U6, la existencia del linaje basal en Rumania hace 35.000 años, y los datos de los linajes del U6 de las poblaciones actuales norteafricanas, avalan la existencia de ese retorno”, explica De la Rúa.

Por ahora, los científicos no han podido obtener evidencias directas del este fenómeno migratorio de esta primera especie debido a la escasez de muestras antiguas. Pero ya han comenzado con los análisis del ADN nuclear el cual puede aportar una gran cantidad de información y revelar la relación de estas primeras poblaciones con los neandertales y aspectos fenotípicos como cuál era el color de la piel o si tenían genes más resistentes a infecciones.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email