El mecanizado CNC: qué es y cómo ha influido en la industria del automóvil

276

Son muchos los procesos industriales que intervienen en la fabricación y diseño de cualquier producto, pero en los que son de especial complejidad, como los automóviles, el número de procesos se dispara. Uno de los más interesantes y que ha permitido progresar a la industria del automóvil, pero también a otras industrias, ha sido el mecanizado CNC.

Si no se tiene un contacto previo con un taller de mecanizado como Inoxform, es habitual preguntarse ¿Qué es el mecanizado CNC?, así que vamos a arrojar un poco de luz al respecto respondiendo a esta pregunta y descubriendo la importancia que ha tenido en el desarrollo de la industria automovilística a nivel mundial

Entonces, ¿qué es el mecanizado CNC?

El mecanizado CNC puede entenderse como el procedimiento industrial a través del cual se fabrican piezas con la ayuda de computadoras que controlan las máquinas que producen esas piezas. Esto es posible gracias al Control Numérico por Computadora, siglas de CNC que da nombre a esta tecnología de mecanizado.

Gracias al Control Numérico por Computadora ha sido posible la automatización del proceso de fabricación de piezas sin que sea necesaria la intervención humana. Para ello tan solo hay que introducir un conjunto de instrucciones para que el sistema de mecanizado CNC fabrique las piezas según las necesidades de la industria.

El mecanizado CNC se aplica a una gran cantidad de operaciones diferentes, tanto en la elaboración, el montaje o el trabajo sobre metales u hojas metálicas. Su uso más habitual es en procesos de fresado, torneado o taladrado e incluso permite configurar operaciones de mecanizado a un ritmo vertiginoso. Esto hace posible la fabricación a granel que resulta mucho más económica a la vez que precisa, algo fundamental para la industria del automóvil.

¿Cuándo surgió el mecanizado CNC?

Los primeros trabajos realizados en mecanizados CNC vieron la luz a mediados del siglo XX en los Estados Unidos. Este sistema se originó a raíz de los avances descubiertos por el ingeniero John T. Parsons. En el año 1948 demostró su invento ante la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, que patrocinó una serie de investigaciones acerca de esta tecnología en el MIT.

Ya para el año 1952 vio la luz la primera máquina de CNC y solo un año después se pudo demostrar las grandes aplicaciones que vendrían de la mano del Control Numérico por Computadora. Solo unos pocos años después el mecanizado CNC empezó a trasladarse a los fabricantes y empresas, que descubrieron la utilidad de la programación de las máquinas para el proceso de producción.

El mecanizado CNC en la industria del automóvil

El mecanizado CNC ha influido de manera notable en el desarrollo y crecimiento de la industria del automóvil, así como en su competitividad. Este tipo de mecanizado resulta especialmente importante para el diseño y fabricación de piezas que van en las columnas de dirección, en los asientos, en el accionamiento del limpiaparabrisas o en las transmisiones de los vehículos.

Esto no sería posible sin la tecnología de mecanizado CNC, que alcanza una elevada homogeneidad entre las piezas fabricadas a una velocidad realmente intensa. Esto permite a la industria del automóvil la producción de piezas de manera repetitiva en mecanizados de hasta 0,002 mm.

Los talleres de mecanizado CNC suelen contar con una precisión en unidades inferiores al milímetro y son especialmente importantes los tornos CNC, además de los centros de mecanizado. Los tornos CNC, habituales en la industria del automóvil, permiten fabricar con la máxima precisión y potencia incrementando de forma notable la producción respecto a cualquier otra tecnología.

El Control Numérico por Computadora permite controlar tanto la velocidad como la ubicación de los motores al manipular los diferentes ejes de la máquina. El resultado es una grado de automatización máximo que facilita todo tipo de cortes, tanto curvos como verticales y horizontales. Y es que la automatización y simplificación de procesos, la fabricación rápida y precisa de las piezas y el menor coste que se consigue con ello han sido claves para el crecimiento y rentabilidad de la industria automotriz.

Como se puede apreciar, el mecanizado CNC es realmente importante para multitud de industrias y trae consigo un buen número de ventajas que merece la pena reconocer. Una tecnología que ha sido elemental desde hace más de medio siglo para acelerar y automatizar la fabricación de piezas en diferentes elementos de los automóviles.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *