El Papa Francisco mostró su preocupación por la violencia en Chile

231

Este miércoles, el papa Francisco manifestó su “gran preocupación” por la actual situación que atraviesa Chile, al tiempo que pidió que se ponga “fin a las manifestaciones violentas” y que a través del diálogo, “se trabaje para encontrar soluciones para la crisis” social que vive el país latinoamericano.

Sigo con preocupación lo que está sucediendo en Chile“, dijo el Sumo Pontífice durante el saludo a los fieles de habla hispana, durante la audiencia general de los días miércoles en Plaza San Pedro del Vaticano.

En ese marco, el papa Francisco agregó que su mayor deseo es que se ponga fin a las manifestaciones violentas “por medio del diálogo, se trabaje para encontrar soluciones para la crisis y hacer frente a las dificultades que la han generado, por el bien de toda la población”.

Lea también Cientos de personas protestaron frente a la embajada de Chile en Argentina

Violencia en Chile

Actualmente, Chile vive sus peores días tras cinco días de caos, con fuertes enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes, saqueos a comercios y multitudinarias demostraciones de protesta que se desataron luego del aumento de precio del boleto del metro de la capital chilena.

Durante este martes, el presidente chileno, Sebastián Piñera, debió pedir “perdón” y anunciar una agenda de “cambio social” para frenar un estallido social que hasta ahora deja varios muertos, cientos de heridos y más de un millar de detenidos.

Pero a pesar de las medidas anunciadas por Piñera con la finalidad de calmar las aguas, entre ellas el aumento del 20% del salario mínimo, los disturbios mantienen a la comunidad en alerta y peligro.

En su discurso, Piñera subrayó su preocupación por el restablecimiento del orden y el “regreso a la normalidad”.

Entre otras medidas, el jefe del Estado propuso crear un “mecanismo de estabilización” de las tarifas de la electricidad que “permitirá anular” la reciente alza de 9,2% y aumentar los impuestos a las ganancias superiores a ocho millones de pesos (poco más de 11.000 dólares) mensuales.

A pesar de los anuncios y llamados del presidente chileno, y la militarización del país, el conflicto sin precedentes que inició como un rechazó al aumento del metro de Santiago parece no dar tregua.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *