viernes, octubre 22, 2021
InicioCulturaEl payaso que llevamos dentro

El payaso que llevamos dentro

Que entendemos por cultura: Aquello que incluye el conocimiento, el arte, las creencias, la ley, la moral, las costumbres y todos los hábitos y habilidades adquiridos por el hombre no sólo en la familia, sino también al ser parte de una sociedad. 

Aunque hay muchas maneras de ver o de afrontar la cultura en si, no solo se puede encontrar en lo establecido sino que se la puede crear, inventar imaginar..todo depende de lo que se tenga ganas de hacer, de sentir y de mostrar. Hay un montón de posibilidades de hacerlo, las más clásicas, son la música, la danza, el teatro…¡pero que pasaría si nos situáramos fuera de los parámetros más convencionales?

[para entrenarse en diferentes ramas de arte y cultura se desarrolló como una ONG el centro cultural Leopoldo Gonzalez  ( Av Independencia 448)]

Una de las formas es crear y demostrar a través del clown, o el payaso. «Un clown es un creador, un provocador de emociones que al intentar posarse por encima de sus fracasos hace reír a quienes lo rodean. Él solo intenta parecerse a los héroes cotidianos con el afán de ser querido. Libertad, espontaneidad, humor, juego, creatividad, vulnerabilidad, comunicación y verdad son algunos de los sentimientos necesarios para que el “clown” suceda”(http://fmradiocultura.com.ar/clown-en-el-conti/)

Otras de las formas de atravesar la cultura es la improvisación teatral.  Donde no hay reglas, no hay guiones, son solo el actor  o los actores y sus espectadores lanzándose al vacío de lo desconocido, donde el público es el unico apoyo o red de seguridad de los autores, puede salir bien, o no, la idea es dejarse llevar, y ver a donde se llega «Improvisar sobre un escenario desprovisto es tan simple y a la vez tan complejo como escribir sobre la página en blanco. La principal condición es la libertad y la regla de oro, la aceptación.»(edant.clarin.com/diario/2003/06/20)

Una forma de improvisación que se puso muy de moda en los últimos tiempos es el Stand-up, Uno de sus mayores exponentes de este género fue el comediante Jerry Seinfield. 

Quizás, en algún punto la improvisación teatral se desprende un poco del stand up, ya que en el primero es salir a actuar simplemente y quizás interactuar con el público, en cambio con el stand up, la idea primordial es hacer reir, aquí el actor o comediante opina y satiriza sobre la sociedad en la que vive: hábitos, prejuicios, costumbres y creencias caen bajo la lupa del humor.

Quizás el punto de unión que tienen estos tres tipos de arte, o formas de cultura es lanzarse, ser libres, y ver que pasa, simplemente eso, e ir modificándose según lo requiere el público o las propias ganas de ser y de mostrar lo que se es.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments