El VIH amenaza con arrasar a los pueblos nativos de Venezuela

Venezuela.- El virus del VIH va arropando cada vez más la existencia de los waraos del delta del Orinoco en el este del país. La escasez de medicamentos aumenta los decesos.

En los últimos años, una feroz crisis en el sector salud y medicinas golpeó sin miramientos a la Venezuela rica en petróleo. Esto trajo como consecuencia la propagación de diversas enfermedades en la población.

Cabe destacar que una de las más severas se presenta en el delta del Orinoco: El VIH/sida, que cobró la vida cientos de nativos warao. 

“Los waraos viven a lo largo de los canales que serpentean a través de los pantanos y bosques de este paisaje”, reseña en un reportaje el portal The New York Times. 

No obstante, en los mejores momentos, sería difícil frenar la propagación del VIH en esta zona aislada y pobre.

Según especialistas médicos y dirigentes comunitarios waraos, el Gobierno venezolano ha ignorado el problema dejando desamparada a la población frente a esta grave amenaza.

Jacobus H. de Waard, un experto en enfermedades infecciosas de la Universidad Central de Venezuela quien durante años trabajó y viajó con los waraos, manifestó que está en juego el futuro de esa cultura ancestral.

“Si no hay intervención, esto va a afectar la existencia de los waraos. Una parte de la población va a desaparecer”.

El HIV bajo el gobierno de Chávez al parecer se controló

En la administración del presidente Hugo Chávez, el programa venezolano de prevención y tratamiento del VIH/sida era de clase mundial y al parecer el mal estaba controlado.

Sin embargo, bajo la presidencia de Nicolás Maduro, que comenzó en 2013, la economía de Venezuela colapsó. Esto ocasionó una profunda escasez de medicamentos y pruebas de diagnóstico. También causó el éxodo de los mejores médicos del país.

El gobierno inclusive dejó de distribuir gratuitamente los preservativos. Algo que, según los activistas, puede ayudar a prevenir la propagación del VIH. El precio de un paquete de profilácticos puede equivaler a varios días de salario mínimo.

Uno de los enfermeros, Rafael Pequeño, tenía un registro de los pacientes que habían formado parte en un programa de tratamiento del VIH. Fue una iniciativa que, como el resto del sistema de salud pública del país, colapsó.

El profesional reveló que de quince de los que conforman la lista, cinco fallecieron a causa del SIDA. Se trata de una localidad con una población aproximada de doscientas personas.

“Estoy muy preocupado”, dijo Pequeño en voz baja, consternado. “Está acabando con esta comunidad”.

Vea también: 

Huesos aborígenes revelaron una violencia que arrasó hasta con los niños

 

Luisa Bermúdez

Luisa Bermúdez

Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Redactora y editora de Segundo Enfoque. Venezuela
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email