ELN negó secuestro de padre de político colombiano

103

Colombia.- El Frente de Guerra Nororiental del Ejército de Liberación Nacional (ELN) confirmó a través de sus redes sociales que no tienen nada que ver con el secuestro de Cristo Humberto Contreras, padre del alcalde de El Carmen (al Norte de Santander). Este fue secuestrado el pasado 16 de febrero por hombres armados mientras este se dirigía en motocicleta a su finca de descanso ubicada en dicha población.

Luego de que se diera a conocer la noticia, el general del Ejército Nacional Alberto José Mejía, señaló como responsables a los guerrilleros, resaltando también que el hombre de 66 años de edad se encuentra en un delicado estado de salud y que su retención puede ser de alto riesgo ya que no puede dejar de obtener su tratamiento médico.

Por su parte, la organización subversiva explicó en un comunicado que el secuestro de Contreras adjudicado a su grupo es falso, ya que ninguna de sus estructuras en funciones alrededor de ese sector ha sido responsable. Del mismo modo quisieron dejar claro ante la sociedad colombiana que no está involucrados en este, ni en ningún otro acto parecido.

Edwin Contreras Chinchilla, hijo del secuestrado y también mandatario en esa población, ubicada en la zona del Catatumbo, indicó en compañía de sus cinco hermanos, que existe la posibilidad de realizar un canje con los captores con el fin de que su pariente pueda recuperar la libertad.

Además añadió que hasta los momentos no han podido tener algún tipo de comunicación con aquellos que puedan tener en su poder a su padre, situación que sólo les ha generado mayor angustia y que mantiene en alerta a todo el seno de ese hogar.

Durante la semana pasada, el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar Laguado, hizo una oferta de recompensa de 100 millones de pesos para quienes puedan facilitar información que permita identificar el paradero de Contreras, haciendo énfasis en su delicado estado de salud ya que el mismo se encontraba en etapa de recuperación debido a una cirugía a corazón abierto, y sumado a esto, padece de diabetes y depende de medicamentos para su tratamiento.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *