Emergencia agropecuaria en Argentina por las lluvias

105

Argentina.- El presidente Mauricio Macri declaró que es necesario declarar la emergencia agropecuaria en Argentina, debido a las intensas lluvias que afectaron la producción.

Son cuatro las provincias donde se tomará la medida: Buenos Aires, La Pampa, Río Negro y Santa Fe. Los daños en los cultivos debido a las precipitaciones ocasionaron pérdidas millonarias a los productores.  El Gobierno argentino también decidió otorgar a estos productores una prórroga para cancelar los impuestos nacionales. Además, no tendrán vencimientos en los préstamos que hayan recibido a través del Banco Nación, hasta que se levante el estado de contingencia.

[pullquote]Macri señaló que brindarán todo el apoyo necesario a quienes trabajan en labores agropecuarias[/pullquote]

Como parte de esta emergencia agropecuaria, se tiene previsto otorgar créditos con tasa subsidiada a los productores y la creación de un fondo para aquellos que no estén bancarizados. Macri señaló el martes que brindarán todo el apoyo necesario a quienes trabajan en labores apropecuarias: “Estamos para asistir con todas las herramientas que tengamos”. Se estima que las pérdidas por las inundaciones estén entre 1100 y 1750 millones de dólares. Las regiones más afectadas son el centro-sur de Santa Fe, y las zonas del norte y oeste de Buenos Aires y Córdoba.

Por su parte el ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, admitió que la “situación de la lechería es grave”, principalmente en Santa Fe, pues no hay suficientes pasturas para alimentar al ganado. “Si no baja rápidamente el nivel de agua, se va a entrar en el invierno sin reserva de forrajes, lo cual es grave porque ésta es la época que se hace la pastura para el invierno”, admitió.

No hay suficientes pasturas para el ganado

Los cultivos de soja en Buenos Aires, La Pampa, Córdoba y Río Negro tuvieron daños que no han podido ser cuantificados todavía. El ministro de Gobierno, Pablo Farías se mostró alarmado por el estado de las estructuras destinadas al ordeñe, producción y venta de leche, tradicionalmente conocidas en Argentina como tambos.

“Estamos muy preocupados por ciertas situaciones que la emergencia hídrica ha complicado aún más. Es el caso de los tambos que ya tenían un panorama complejo y ahora están peor: enfrentamos el riesgo de sufrir cierres masivos de tambos, con todas las consecuencias a nivel social y de empleo que supone un problema tan grave”, aseveró. “Van a ser muchos los tambos que van a cerrar”, dijo Farías, a pesar de los esfuerzos que realiza el Gobierno de Santa Fe para evitarlo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *