Emma Stone y los traumas de la fama

106

El terror y el estrés que la fama produce, sus ataques de pánico, entre otros temas, fueron abordados por la recién ganadora del Golde Globe, Emma Estone, en un reportaje de “The Hollywood Reporter”.

En la nota, la actriz de 28 años contó que fue una niña nerviosa y “propensa a ataques de pánico y a una timidez que me debilitaba”, por  lo sus padres la colocaron en terapia cuando ella tenía 7 años. Pero lo que realmente la ayudó a calmarse fueron, en especial, las actividades teatrales, después de las clases del colegio. Ella gozaba sobre todo con la comedia y la improvisación. La actuación le permitió sentir menos miedo del mundo y la posibilidad de interactuar con los demás.

Años después, el miedo reapareció, cuando ella ya era una estrella del cine gracias a su papel protagónico en “Esay A”, en la que su personaje era señalada como una chica fácil por un enredo del colegio. Stone afirmó: “Perder mi anonimato después de Easy A fue como volver a tener 7 años. La fama me aterró”.

Otras fuentes de ansiedad para la estrella de Hollywood son quedarse suspendida en el aire o montar a caballo. Ambos miedos se encuentran relacionados con traumas y accidentes de la niñez; ella fue derriba por un caballo y muy lesionada luego de caerse desde una barra de equilibrio.

Y hace unos años, hubo un amago de ataque de pánico. Pasó durante el rodaje de la película “Birdman”(2014), la cual trata sobre un actor que prepara su retorno a los escenarios. Ahí Emma encarnó a la hija atormentada del protagonista, y por ese papel obtuvo su primera nominación al Óscar como Mejor actriz secundaria.

Sobre la grabación de esta cinta, ella señaló que “moverse en la cuerda floja de la película, sus ‘timing’, sus ritmos hicieron que pierda un poco la cabeza”.

La clave de Stone para mantener la cordura es la preparación. Por ejemplo, la actriz toma su tiempo para relacionarse con los periodistas. Por lo que comentó que “antes de cualquier entrevista, me siento, estoy conmigo misma durante cinco minutos, respiro y me centro, porque si no me pongo muy nerviosa”.

Por suerte, Emma Stone afirmó que ha aprendido a lidiar con sus miedos con el transcurso de los años. La actuación y su talento ayudan.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *