Internacionales

Empresa Chery venezolana en Panamá Papers

Venezuela.- El negocio de los carros Chery en Venezuela es bastante conocido en el país. Estos automóviles a diferencia de otros han tenido suerte los últimos años, ya que el sello chino de estos vehículos se ven en todas partes gracias al patrocinio del gobierno. 

El presidente Nicolás Maduro, en tan solo un año anunció la compra de 20 mil taxis Chery, esta cantidad logra superar por mucho la producción de las siete fabricas ensambladoras de el año 2015. Las importaciones masivas de la marca comenzaron con el ex presidente ya fallecido Hugo Chávez, quien fue el encargado de iniciar el ensamble de los autos en el país, especialmente durante los años 2010 y 2014.

Esta iniciativa se destaca como ejemplo de colaboración de todo los sectores públicos o privados. El pasado mes Carlos Faría, ex viceministro de Industria Intermedias y Ligeras del Ministerio del Poder Popular para la Industria (MPPI) calificaba al proyecto como un  “proyecto emblemático” y como “una  experiencia exitosísima”.

Pero lo que se consideraba un ejemplo producción automotriz para ambos sectores, en términos financieros ha sido un negocio bastante lucrativo para el grupo Yammine.

Este clan encabezado por Sarkis Mohsen Yammine Leunkara, Antonio José Yammine Saade y Mohsen Yammine Saade, nacidos en las ciudades de Caracas y El Tigre, interviene en el negocio Chery. Esta familia de origen libanés son empresarios bastante conocidos por el gobierno venezolano y fueron los creadores de los vehículos militares en fuerte Tiuna. Ellos son quienes controlan la operación de ensamblaje de los vehículos marca Chery, así lo reseñó el periodista Roberto Deniz en The Panamá Papers en Venezuela.

Esto se trata de una empresa mixta: el grupo empresarial Yammine se ha asegurado su posición mayoritaria del acceso de las inversiones de ensamblaje a través de una estructura corporativa denominada offshore.

Panamá Papers, después de la filtración de documentos del bufete de abogados Mossack Fonseca, detalló que la trama detrás de los carros Chery, es la siguiente: los inversionistas en Hong Kong y otras jurisdicciones, empresas asociadas que permiten retener divisas venezolanas relacionadas a la adquisición e importación de autoparte y de material de ensamblaje para vehículos.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close