Familia argentina reclama cadáver de una bebé, mientras el hospital informa que fue cremado

 

Argentina.- El pasado 1° de mayo, una mujer de 22 años ingresó al Hospital Mariano y Luciano de la Vega de Moreno, con una complicación en su embarazo de ocho meses.

Sin embargo, cuando ingresó al centro de salud le informaron que el bebé dentro de su vientre no presentaba latidos, por lo que le tendrían que inducir el parto.

Una vez realizado el procedimiento quirúrgico, a los padres nunca les entregaron el cadáver de la bebé, y ahora desde el hospital les informaron que el cuerpo fue cremado.

Ante el reclamo de la familia de María Belén Orellana, madre de la bebe; Jorge Lucero, miembro de la Dirección de Hospitales aclaró que “el cuerpo se preserva hasta el reclamo de los familiares; si no, se dispone de los restos”.

Agregó que es imposible tener en guardia legalmente un cadáver, entonces los restos fueron cremados. “Se hizo el procedimiento que marca la ley”.

Según Lucero, previamente a la familia se le ofreció hacerle la verificación de causales de muerte, pero no aceptaron. “Se esperó 72 horas el reclamo del cuerpo”.

El padre de la bebé, Lucas, manifestó no haber visto nunca el cuerpo. Afirmó que apenas fue el jueves, cuando María Belén recibió el alta, que les dieron el certificado de defunción.

Por su parte, Hugo Trindade, abogado de la familia Orellana, advirtió que a pesar de que existe un certificado de defunción, ningún familiar fue convocado a reconocer el cuerpo, por lo que dijo que “hay cosas oscuras“.

El abogado explicó que ante estos hechos “lo que pedí no fueron explicaciones de lo sucedido sino cómo seguíamos con la búsqueda de este cuerpo”. A su juicio “se puede estar ante la desaparición de un bebé vivo“.

Familia aún espera a las puertas del hospital la entrega del cuerpo

Las autoridades del hospital insisten en que “la familia no reclamó el cuerpo para hacer un velatorio. Se le ofreció hacer el proceso normal, que es la verificación de los causales de muerte, pero no quisieron. El último control de la señora fue en el mes de febrero en una clínica privada”, indicó Lucero.

Ante esta posición por parte del hospital, la familia realizó el sábado la denuncia en la Comisaría 1era de Moreno y aseguran que se quedarán en el centro hospitalario hasta que les den respuestas.

El padre de la bebé reitera que en varias oportunidades reclamaron el cuerpo y que incluso la negativa de no practicarle autopsia fue porque tenían la intención de velarla.

Lo cierto del caso es que ante las dos versiones, la de la familia afectada y la de las autoridades del hospital, habrá que esperar las investigaciones.

La familia se niega a creer que el cuerpo fue cremado, mientras que el hospital alega que la cremación se llevó a cabo dado a que no se reclamó a tiempo el cuerpo.

Entre tanto en la comisaria 1ra de Moreno, la denuncia de la familia Orellana está identificada como “averiguación de ilícito”.

Thamarkys Ochoa

Thamarkys Ochoa

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email