En Argentina se consume más del doble de sal recomendada por día

163

Argentina.- El Ministerio de Salud de Argentina expresó su preocupación por la elevada ingesta de sodio que existe en el país y recordó que este consumo excesivo es el “principal factor de riesgo de aumento de la presión arterial, que a su vez es la causante de enfermedades cardio y cerebro vasculares, y renales”.

El pronunciamiento fue formulado en el marco de la Semana Mundial de Concientización sobre el Consumo de Sal, que este año tiene como lema “Sal, el asesino olvidado”, y está planteada como una oportunidad para reforzar la importancia de la reducción del consumo de sodio para proteger la salud.

La cartera sanitaria nacional expresó que el consumo de sal diario es de 11 gramos por persona a pesar de que lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es máximo 5 gramos.

En promedio el 70% de la ingesta de sodio proviene de alimentos procesados y ultraprocesados como por ejemplo panificados, embutidos, enlatados, congelados, quesos, caldos, sopas y envasados en general.

El Ministerio de Salud recomendó a la población mejorar los hábitos y evitar el consumo excesivo de sal y agregó que algunas de estas prácticas como aumentar el consumo de alimentos naturales o preparados en el hogar, reducir el uso de sal en la cocción de los alimentos, reemplazar la sal por otras especias y hierbas para condimentar, y evitar el salero en la mesa son manera de mejorar la salud y prevenir enfermedades asociadas al consumo excesivo de sal.

Dicha dependencia, a su vez aconsejó evitar agregar sal en la preparación de alimentos para bebés y niños con la finalidad de que el paladar de los más chicos se adapte al reconocimiento de los sabores naturales de los alimentos.

Datos provenientes de la 3ra Encuesta Nacional de Factores de Riesgo que se realizó en 2013 en Argentina muestran que el 34% de la población mayor de 18 años se reconoce hipertensa.

La encuesta además exhibió una reducción en la utilización de sal de mesa después de la cocción o al sentarse a la mesa para comer, pasando de 25% en el 2005 a 17% en 2013.

A pesar de que estos datos son positivos, la hipertensión arterial constituye un grave problema de salud pública que requiere dar continuidad y profundizar las políticas públicas vigentes así como trabajar en la concientización de la población sobre la necesidad de reducir el consumo de sal.

Con respecto a esto, el coordinador del Programa Nacional de Alimentación Saludable y Prevención de la Obesidad, Alberto Cormillot destacó que la sal es un asesino silencioso y es que la misión de ese programa es informar sobre los daños que tiene para la salud”.

La Semana Mundial de Concientización sobre el Consumo de Sal fue establecida en el año 2005 por la World Action on Salt and Health (WASH) con el objeto de concientizar a la sociedad en la reducción de su consumo para mejorar la salud de la población mundial.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.