En banco de Andorra un funcionario del Gobierno depositó más de 1 millón de dólares

131

Andorra sigue siendo un pernicioso atractivo para los capitales públicos. Y ahora un nuevo caso de corrupción relacionado al secreto bancario del sistema financiero andorrano tomó protagonismo en la opinión pública de Argentina.

La polémica detonó cuando se conoció, mediante una publicación hecha por el diario El País, de España, que presuntamente el subsecretario general de la Presidencia, Martín Díaz Gilligan, fue propietario de una empresa británica que manejó y malversó al menos 1,2 millones de dólares a través de un banco de Andorra y los depositó en sus arcas a nombre de ese titular.

El propio Díaz Gilligan admitió que esa titularidad no la declaró ante el Gobierno porteño cuando asumió su cargo en 2013. Tampoco lo hizo ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), pero debía hacerlo en esas dos ocasiones de acuerdo a lo que estipula la legislación argentina en materia anticorrupción.

Macri se enteró a última hora 

La apretada agenda del presidente Mauricio Macri lo llevó a no conocer del caso sino justo hasta el momento en que se disponía a ofrecer una rueda de prensa para tratar diversos temas de interés nacional.

El viernes a las 6:00 de la tarde, la Oficina Anticorrupción le envió un correo electrónico a Díaz Gilligan pidiéndole explicaciones sobre cuándo, cómo y por qué abrió esa cuenta en un banco de Andorra, presuntamente en la entidad Banca Privada D’Andorra. También lo interpeló sobre el origen de esa empresa británica, no registrada como persona jurídica contratada por el Gobierno para concesiones o licitaciones de ningún tipo.

Tras la publicación de El País, la información comenzó a circular y llegó a oídos de Macri por medio de Fernando De Andreis, secretario general de la Presidencia y jefe directo de Díaz Gilligan. Antes de eso, Macri se encontraba con 35 funcionarios de su gabinete en un retiro vacacional de dos días, por los feriados de Carnaval, en la residencia veraniega oficial de Chapadmalal.

Seguimiento directo con Andorra y Reino Unido

El señalado admitió ante la Oficina Anticorrupción que sí abrió esa cuenta bajo el dominio de esa supuesta empresa. Los técnicos del despacho pedirán informes al gobierno de Andorra sobre esa cuenta bancaria y a Reino Unido para investigar con qué procedencia llegó ese dinero a los depósitos en ese país.

Los títulos y acciones emitidos por entidades del exterior y las cuotas o participaciones sociales, incluidas las empresas unipersonales, y otros títulos valores representativos del capital social o equivalente de entidades constituidas o ubicadas en el exterior están sujetas al tributo deben incluirse en la declaración anual”.

Ley de Impuesto a los Bienes Personales

Alberto Abad, jefe de la AFIP, no detalló ni estimó ningún escenario sobre a qué fuente recurrió Díaz Gilligan para obtener esos recursos, pero aseveró como parte fundamental de la investigación que “la persona física que tiene participación en empresas en el extranjero debe declarar las acciones como bienes situados en el exterior”.