En Moreno solo una de 300 escuelas es segura

moreno segundoenfoque - En Moreno solo una de 300 escuelas es segura

En Moreno solo una de 300 escuelas es segura

La inseguridad sigue siendo un problema que ni la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner ni el actual presidente Mauricio Macri pudieron solventar en Argentina. El flagelo de la inseguridad se ha extendido con mayor repercusión a las escuelas. Las escuelas en Argentina son uno de los blanco de la criminalidad y la delincuencia en el país. Moreno es uno de esos blancos.

En Moreno no hay clases. Desde la trágica explosión en la que murieron la vicedirectora de la Escuela Primaria Nº 49, Sandra Calamano, y el portero Rubén Rodríguez, el pasado 2 de agosto, los directivos suspendieron todas las actividades en los edificios escolares para resguardar la vida de los chicos y de los trabajadores. La razón es impactante: sólo uno de los más de 300 colegios del partido pasó la inspección que realizó la Provincia en los servicios de gas, electricidad, agua, cloacas, pozos e higiene.

El estado de abandono es total, y no se reduce sólo a Moreno: son más de 200 colegios del conurbano los que registraron pérdidas de gas tras la fatal explosión. Sin embargo, las imperdonables muertes de los educadores se convirtieron en coto de caza de las mezquindades políticas: se echan la culpa unos a otros y se apuran por desligarse de las responsabilidades.

En medio de esa pelea, la explosión también dejó al desnudo el daño que produjo meter la política partidaria en el corazón de la educación: los consejos escolares.

Según el sistema de infraestructura escolar bonaerense, el Gobierno provincial debe hacerse cargo de las obras mayores, como la ampliación o la creación de escuelas.

Lea también: El funeral de Aretha Franklin se realizará el 31 de agosto en Detroit

Problema presupuestario para la seguridad en Moreno

En tanto, los Municipios reciben el Fondo Educativo que es dinero que gira el Gobierno Nacional directamente a los intendentes para comprar muebles y equipar a las aulas. Según la gobernadora María Eugenia Vidal, Moreno recibió en los últimos dos años $275 millones para obras, pero gastó el 80% en pagar sueldos, según reseñó el diario La Prensa.

El problema pasa por que, debido a la crisis financiera del país, el Gobierno no cuenta actualmente con lo fondos suficientes para saldar la enorme deuda presupuestaria que mantiene con el sector educativo.

Y mientras no haya inversión social del Estado en la mejoría de las condiciones laborales de los maestros, no habrá la infraestructura de seguridad necesaria para mantener las escuelas a salvo de cualquier incidente de asalto, delincuencia o violencia.

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email